Opinión

La estrategia del conflicto interno…

Dr. Jorge Norero González/Guayaquil

 

 

Antes que nada, quiero dejar expresamente señalado, que siempre apoyaré toda acción encaminada a eliminar de manera permanente, la corrupción, la ineficiencia y la inseguridad…

Fui uno de los primeros en reclamar a los sucesivos gobiernos desde Borja al actual, que las Fuerzas Armadas debían prepararse porque el terrorismo y el narcotráfico, serían graves amenazas a nuestra soberanía e intereses vitales, de manera que habría que preparar con medios y recursos, lo pertinente para blindar todo el territorio de lo que hoy vemos es una plaga, que nos tiene a todos aterrorizados, acobardados y de rodillas…

Desde que fue posesionado el Presidente Noboa Azín, he sido insistente en que se declare la guerra a estas mafias de criminales y asesinos, que bajo el Estado de Guerra, las Fuerzas Armadas estaban obligadas a actuar, porque lamentablemente la Policía Nacional, había perdido el impulso, los bríos, la fuerza y el respeto, por culpa de los narcogenerales, y por la contaminación de las mafias, al haber penetrando sus estructuras, y por supuesto teníamos a muchos policías trabajando para el enemigo…

Ahora bien, declarado el Estado de guerra o de conflicto interno, todos nos hemos unido para juntos a la Fuerza Pública, apoyarlos con lo que cada uno podía aportar, para que los guardianes del orden y la paz tengan el éxito que todos quisiéramos, para ver tras las rejas, o en el cementerio a esos criminales irrecuperables por su maldad y acciones para la sociedad.

Lamentablemente debo reconocer, que no tenemos una estrategia o plan de Defensa interna, no hay planificación en el empleo de los medios, recursos y en los distintos escenarios, y si existe no podemos apreciarlos, y en la guerra los operativos de las Fuerzas producen resultados, batallas, choques, enfrentamientos…al parecer el enemigo ( los criminales y asesinos) están de vacaciones, se han fugado por las fronteras al Perú o Colombia, o están en las montañas, lo cierto es que está situación me preocupa en extremo, porque podría provocar un falso triunfalismo, hacernos perder la magnitud o gravedad del conflicto, lo que podría producir una contraofensiva en el momento menos pensado, insisto si es que los generales y Almirantes, cometen el gravísimo error, de no tener una apreciación y monitoreo constante del movimiento, logística, campamentos de los enemigos…

Hasta ahora no hemos visto que las Fuerzas de seguridad combinadas y coordinadas, hayan ido allí donde la policía sabe dónde se esconden los criminales, sus guaridas, sus campamentos de entrenamiento. Al parecer ya nos olvidamos de que habían supuestos campos de tiro, de entrenamiento, por videos algunos medios sacaron esa información, ¿Qué pasó? Donde está la inteligencia, donde los sabuesos para destruir todos esos campos de entrenamientos…

¿Ya vienen los gringos para apoyar qué? ¿Van a reforzar la seguridad en los centros penitenciarios, vamos a seguir con la novela de todas las semanas sacar teléfonos, armas drogas, celulares, tenemos o no tenemos el control de las cárceles? Nos preparamos para tomar el control, terminar con la corrupción y cortar el vínculo con esa empresa Factory, proveedora de la alimentación de los reos, que debió hace rato, rendir cuenta, transparentar sus negocios, conocer a sus accionistas, ¿acaso no hay ninguna autoridad o periodista de investigación, que sienta la curiosidad al respecto?

Creen ustedes que, si en verdad estuviéramos en una guerra, los generales, almirantes y el propio presidente, tuvieran el tiempo y la libertad de acción, para estar en celebraciones, banquetes, pasear en las playas, NO ABSOLUTAMENTE IMPOSIBLE…

Parecería que estamos viviendo los últimos días de la caída del imperio romano, en qué por la irresponsabilidad, corrupción, de los patricios, el Senado, los Generales y el propio emperador, vivían orgías, fiestas creyendo que podían por la fama, ganar las guerras y evitar la descomposición de sus fuerzas armadas y del imperio…

Me temo que los criminales se están reagrupando, percibo que, en diferentes tiempos, escenarios, ciudades, estos criminales nos podrían sorprender, y entonces si no estamos preparados, las consecuencias podrían ser catastróficas…

Si en realidad son 60 mil millones de dólares los que estos criminales movilizan en drogas hacia el exterior, creer que está gente fácilmente bajará la guardia, cerrarán la tienda y se irán, lo considero un grave error, o también podría ser que nos dieron información falsa o desproporcionada…

Término señalando, que toda guerra termina con la victoria o la derrota, en este caso al menos yo sólo he escuchado los tambores de un sólo lado, hemos visto que el enemigo ataca a la ciudadanía desarmada, parecería que lo que existe es delincuencia común agravada, por un lado, lo que es labor estrictamente policial.

Por otro lado, ejércitos de criminales protegen los convoyes de transporte y almacenamiento de drogas, que es aquí donde las Fuerzas Armadas deben intervenir, para romper con los carteles en todas sus operaciones, que se inician desde el momento que ilegalmente ingresan por nuestras fronteras terrestres, mar y aire, nuevamente tarea de Fuerzas Armadas, que no necesitan ni de estado de excepción o de guerra, es su misión y tarea constitucional permanente 24/7, 365 días al año.

Tercer escenario, la guerra entre pandillas por dominar territorios para el expendio y consumo de drogas, aquí es donde debe existir la colaboración e interacción de todos, incluido los gringos, para exterminar este cáncer y se acabó la guerra.

Semper Fi.