Opinión

La Epopeya de la Armada

Comandante Raúl Hidalgo Zambrano/Guayaquil

Titulo tomado del libro del Calm. Monteverde, Carlos y Cmte. Sánchez, Mariano, “Historia Marítima del Ecuador”, tomo XII, pp. 161-172, que narran con detalle las acciones heroicas durante el combate naval de Jambelí, el 25 de julio de 1941. La Armada del Ecuador celebra cada año el 25 de julio su día clásico en honor a nuestros héroes navales.

Es una epopeya debido al hecho grandioso protagonizado por los marinos ecuatorianos que enfrentaron exitosamente con el cañonero Calderón, de pequeño tamaño, al destructor peruano Almirante Villar de mayor estructura, artillería y tripulación, durante los aciagos días que se desarrollaba la invasión militar de las fuerzas peruanas a territorio ecuatoriano.

Las maniobras e intercambio de proyectiles de cañón de los dos buques duraron 16 minutos, desde las 11h30, tiempo suficiente para pasar a la historia. Los historiadores navales referidos, relatan los hechos reales debidamente investigados entre los dos combatientes, formando una tradición épica que es parte de nuestra consciencia y reproduciendo ecos eternos.

El comandante Rafael Morán Valverde y su tripulación a bordo del Calderón, cumplieron la misión que la Patria y sus mandos dispusieron: dar protección a las embarcaciones que transportaban militares y materiales desde Guayaquil a Puerto Bolívar, para reforzar las fuerzas defensivas que intentaban neutralizar la invasión peruana; ejercer soberanía sobre las aguas territoriales y; evitar que la flota naval peruana bloque el Golfo de Guayaquil. Las tres fueron cumplidas con honor y heroicidad.

Considerando que en aquellos días la fuerza naval ecuatoriana era débil, el combate en Jambelí es una hazaña. Es importante anotar que desde que terminó la invasión del 41, con la firma del indigno tratado de límites, paz y amistad de Rio de Janeiro, las Fuerzas Armadas fijaron el objetivo de nunca más permitir una invasión, y se cumplió en Paquisha 1981 y Cenepa 1995. La Armada durante la guerra focalizada del Cenepa, estuvo con el mayor alistamiento de su historia para ser empleada si se generalizaba la guerra. La Armada actualmente es una fuerza potencialmente disuasiva.

Escuche al comandante General, en una entrevista, exponer con claridad y profesionalismo un escaneo completo del trabajo de la Armada, inclusive de un cambio en la doctrina para enfrentar el narco. Los hombres y mujeres de la Armada mantienen permanentemente su enfoque en sus misiones y tareas: Ejercer la soberanía en las aguas jurisdiccionales y mantener la integridad territorial; además, ser marinos integradores de la nación, y prepárese para defender la Patria con capacidad y sobre todo con honor.

No, olvidar que las amenazas están latentes por la codicia humana sobre los recursos del país y podrían aprovechar la debilidad del Estado.

Lo ocurrido durante el combate naval de Jambelí demuestra que la voluntad humana y amor a la Patria hacen que los hombres venzan al acero amenazador de destructores y balas, ¡es lo maravilloso!, por ello, las epopeyas se transforman en cantos épicos que eleva el espíritu de la nación. ¡Feliz aniversario Armada del Ecuador, la Patria los necesita! BZ.