Opinión

La dictadura que azota a INCAE

Por Gerardo Maldonado Zeas/Cuenca

 

 

Los dictadores, Rosario Murillo y su cuarto marido Daniel Ortega, resolvieron, a través de la decisión publicada en La Gaceta Oficial de la República de Nicaragua No. 172 del 25 de septiembre del presente año, arrebatarle la personería jurídica a Incae Bussiness School, y cerrar el campus Francisco de Sola en Montefresco, donde hemos estudiado y graduado más de 4.000 estudiantes en casi 60 años desde la fundación del alma mater.

Así de rápido, sin ningún tapujo la bochornosa pareja presidencial a echado al olvido a una escuela de negocios reconocida entre las mejores del mundo, que mantiene operaciones en varios países, quedando ahora para impartir conocimientos, como sede, la de Alajuela en Costa Rica en su campus Walter Kissling Gam.

Esta atroz persecución se produce sin ninguna razón, simplemente porque INCAE sigue transformando vidas para un futuro mejor de América Latina, lo cual no gusta para nada a estos exasperados mandatarios de la querida Nicaragua en donde nadie ya puede expresarse públicamente en cuanto a decisiones de Ortega & Cía. Quienes viven en el país centroamericano han optado por ya no comentar nada, ni siquiera a nivel familiar. Es pública la desazón de los funcionarios que trabajan para el régimen porque ya no pueden viajar al exterior si no es con el beneplácito de la parejita; y si algún familiar político o sanguíneo de un desterrado desea entrar al país, puede quedar automáticamente exiliado.

El pecado de INCAE, supuestamente, es haber presentado “estados financieros con irregularidades” cuando todos conocemos en el mundo que esa es una de las tantas invenciones con las cuales el régimen dictatorial ha perseguido a sus contrarios ideológicos. Cientos de políticos, candidatos presidenciales de oposición buscando terciar en las elecciones, están presos u obligados a abandonar su tierra, acusados de “traición a la patria”. Horas amargas para los hermanos “nicas”, en donde la Iglesia Católica juega un papel muy importante de oposición al régimen, y de la cual también han sido expulsados varios sacerdotes y monjas, críticos de la insensatez con la cual actúa la dictadura, ante la tibia posición de El Vaticano. No se puede invocar la paz y la cordura cuando la condena a las decisiones de la pareja nicaragüensa, solamente roza el discurso diplomático y esquivo de Estados conformistas que solapan tiranías como la de Ortega & Murillo, Maduro en Venezuela o Díaz Canel en Cuba.

Hace ya tantos años muchos ecuatorianos con nuestro esfuerzo y la de entidades de apoyo, logramos crecer en conocimiento y liderazgo para contribuir a que las sociedades sean más equitativas. Imagínense ustedes ¿qué pasaría si en el Ecuador, en las universidades públicas manejadas por el correismo, fieles aliadas a la doctrina de los tiranos, se cerrara o se pretendería cuestionar el accionar ideológico de quienes ejercen las funciones académicas infiltradas por cubanos, venezolanos o españoles del ala de Fernando Casado y Podemos, detestable y extinguido partido que manejó hace algún tiempo Pablo Iglesias Turrión?

Incae Bussiness School no es parte de ninguna pandilla que busca a través de la supuesta “ideología democrática” irrumpir con corrupción y delincuencia organizada para saquear los países en los cuales actúa. INCAE seguirá siendo un ejemplo académico, de valores y principios, a pesar de las barbaridades de dictadores de cuarta como las de Ortega & Murillo, cuyas acciones enajenadas, los llevará más temprano que tarde a la desolación.