Actualidad

La delincuencia ya no es la principal preocupación de los ecuatorianos, según encuesta regional

La inversión en seguridad en los últimos 10 años alcanzó los 900 millones de dólares.

Quito.  La inseguridad, la violencia y la delincuencia son temas que han dejado de ser la primera preocupación de los ecuatorianos. De acuerdo con una encuesta regional,  Ecuador se ubica en el puesto número 12 de los 18 países considerados en el estudio; El Salvador, Perú y República Dominicana figuran entre las naciones con mayor percepción de inseguridad.

Los ecuatorianos ubican a su preocupación por la delincuencia en el tercer lugar luego de la situación económica 27/40 y el desempleo 26/40.

A criterio de analistas y autoridades de gobierno, esto responde a los cambios experimentados en materia de seguridad en Ecuador: mayor inversión en seguridad ciudadana (900 millones de dólares en la última década), más efectivos policiales y profesionalización forman parte de los cambios ocurridos en materia de seguridad.

En los últimos años se han construido y remodelado 1.871 unidades de policía comunitaria (UPC) en todo el territorio nacional, a esto se suman 4.200 patrulleros policiales.

El analista en seguridad, Mario Ramos, expresó a Agencia Andes que la dotación de equipamiento, mejoras en los salarios de los policías son importantes, lo cual, a su criterio, también incentiva a mejorar el trabajo y a que exista menos corrupción.

Ramos manifestó que el tema de las UPC es fundamental, porque la policía comunitaria realmente contribuye a la seguridad ciudadana, “que no nos roben la casa, que no nos roben un celular en la calle, eso es lo que más preocupa al ciudadano, no el concepto abstracto del crimen organizado” apuntó.

Según dijo, al ciudadano le interesa esa seguridad cotidiana por lo que la policía comunitaria es “vital para la paz y convivencia ciudadana”.  Incluso, los nuevos 2.199 policías incorporados en las últimas semanas se formaron como tecnólogos en seguridad ciudadana y orden público.

“Cuanto ha cambiado nuestra Policía ahora su preparación es reconocida por la Senescyt (Secretaría de Educación  Superior, Ciencia Tecnología e Innovación) y remunerada con dignidad, con carreras profesionales con nivel de educación superior”, dijo el presidente Lenín Moreno en la ceremonia de incorporación de los nuevos profesionales.

Para el próximo año, el gobierno del presidente Lenín Moreno prevé invertir 80 millones de dólares, para optimizar el modelo descentralizado y fortalecer las unidades especializadas. De este monto, 10 millones de dólares se destinarán para la construcción de infraestructura de las unidades policiales.

Moreno aseguró además que el gobierno se compromete a respaldar el trabajo policial, garantizar buenos salarios, vivienda fiscal digna y adecuados servicios de salud a los integrantes de la institución policial.

 Según el mandatario, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes se redujo y actualmente, es de 5,6%, cifra que hace una década alcanzaba un 19%.

Así mismo, el sistema integrado de seguridad ECU 911 es otro de los aspectos del cambio. Los 224 cantones del país cuentan con un sistema de videovigilancia que se realiza con 3.678 cámaras.

Su director, Andrés Sandoval manifestó que estas cámaras se encuentran ubicadas de manera estratégica, para control en la zona urbana, en carreteras, zonas de volcanes y en el perfil costero, que han contribuido a optimizar la respuesta a las emergencias atendidas.

 Para el docente del Instituto de Altos Estudios Nacionales (IAEN), Daniel Pontón, hasta 2012, la seguridad aparecía entre las dos primeras prioridades de los ecuatorianos y consideró que ha influenciado mucho el ambiente político para este cambio en las preocupaciones de los ciudadanos.

Pontón indicó que en los últimos años más bien se ha hablado de la economía del país, de una crisis en ese sentido y que incluso fue eje de campaña en las últimas elecciones, lo que antes no ocurría, antes se hablaba más de la delincuencia.

Sin embargo, dijo que desde el 2011 ha crecido la población carcelaria que alcanza al momento 36.000 personas privadas de la libertad, que eso debe considerarse por parte de las autoridades en las políticas públicas.

El docente mencionó que políticas públicas del gobierno anterior contribuyeron, porque se reaccionó mejor con la seguridad, existieron avances en equipamiento policial, mayor eficiencia, altos niveles de incautación de drogas, se desarticularon bandas delincuenciales, entre otros aspectos, que han repercutido en la percepción ciudadana sobre la seguridad.

 Tipos de violencia más frecuente en Ecuador y en la región

Según Latinobarómetro en Ecuador, el temor a ser víctima de un delito con violencia es menor que en otras naciones, alcanzando la cifra de 8, seguido de Paraguay y Brasil 7, mientras esa percepción es mayor en Nicaragua 27, Guatemala 24 y Honduras 23, dato sobre un puntaje de 30.

En Ecuador, el 10% de personas conoce a quienes compran cosas robadas, mientras en Brasil, la cifra es de 35%, en México 26% y en general, entre los latinoamericanos, el 47% conoce gente que compra cosas robadas y al 31% de ellos le han ofrecido algo robado. Entre los países que más cosas sustraídas se ofrecen están Costa Rica, Perú, México y Bolivia.

 En Ecuador, la violencia en las calles ubica en 19 la violencia en las calles y en ese mismo rango al crimen organizado, y en 25 la frecuencia con la cual ocurre violencia contra las mujeres. En el país, existe preocupación por la violencia contra la mujer, en lo que va del año, ya existieron 112 casos de femicidio.

 La representante de la Coalición Nacional de Mujeres, Rocío Rosero dijo que hay un proceso de mayor visibilización de la violencia de género y una menor tolerancia de la sociedad a estos hechos.

“Nos están matando, son más de 112 mujeres en este momento, no podemos seguir siendo cómplices de la naturalización de violencia de género contra las mujeres en el trabajo, en la política, en los diferentes ámbitos” reiteró.

Sugiere que no se revictimice a las personas que fueron afectadas por la violencia, cuando van a poner las denuncias, o no se les cree sus versiones por parte de los operadores de justicia.

Entre los más frecuentes países cuyos ciudadanos perciben mayor violencia está Brasil que ubica en 59 la violencia en las calles, seguida de la violencia contra las mujeres con el rango de 30 y el crimen organizado en 34.

En El Salvador, la violencia producida por pandillas es la principal preocupación ciudadana con un puntaje de 61. (ANDES /LA NACIÓN)