Opinión

LA DECADA ASQUEROSA

Henry Rafael Silva Viteri

henry.silvaviteri66@gmail.com

La década asquerosa comenzó para los ecuatorianos con muchas expectativas (para mí no), una banda de forajidos comandados por un resentido social llegó al poder listo para asaltar las arcas y como todo sinvergüenza engañar a la gente ofreciendo un mundo lleno de maravillas inexistentes.

La campaña política fue financiada por el grupo narco terrorista colombiano FARC, el gran Hermano lo dijo y el resentido social llamó a los narco terroristas “guerrilleros”; su complejo de inferioridad lo quiso ocultar con la prepotencia de ser el Presidente de la República, y sus borregas y borregos le acolitaron la nota hasta que llegó a creerse el Mesías que salvaría al Ecuador. Los forajidos que lo acompañaron tan muertos de hambre como yo, comenzaron a llenarse los bolsillos de dinero con contratos truchos, coimas chuecas, asaltos a la propiedad privada, negociados de bienes que se los repartieron descaradamente mientras ingresaban miles de millones de dólares por el petróleo.

Los  ovejunos que tenía en la Asamblea que fue puesta a su servicio por los sinvergüenzas de los manteles alzaron las manos para aprobar una Constitución elaborada por unos extranjeros delincuentes que le dieron los poderes para que haga y deshaga a su antojo de lo que el Ecuador disponía.

Su ceguera, su complejo de inferioridad y su resentimiento social lo llevaron a pensar  que era un dictador, dueño y señor de todos los poderes y las ratas infectadas estuvieron prestas a servirlo, llenó la justicia de jueces corruptos, los ministerios de malandrines que negociaban con chalecos, instalaciones deportivas, casas voladoras, ambulancias falsetas, tráfico de droga desde la cancillería, leyes que permitían el consumo de droga para dañar a una generación completa, carreteras sobrevaloradas, refinerías inexistentes, ministerios de la vagancia, muchos muertos de hambre se enriquecieron de un día para otro, creó bodrios que llamó universidad como Yachay, aeropuertos inútiles, los elefantes blancos del milenio en donde pedófilos y degenerados han violado y enfermado a cientos de niños y los ministros de la época conociendo todos estos desafueros callaron y para defenderlos en un caso puso a su abogado y a la esposa belga, los títulos falsos de su pana boyscout obtenido del rincón del vago y de la come excrementos que tuvo que retirarlo a la carrera porque se venía una investigación. Su pana boyscout comenzó a negociar con la corrupta Odebrecht y con los chinos vendiéndonos y condenándonos a ser deudores de miles de millones de dólares.

El muñeco títere del CNE manejado a su antojo por el orate del ático belga preparó el más grande fraude electoral que hemos tenido, poniendo en el poder a un Presidente con un discurso bonito y un accionar desastroso, enviándole a su residencia en el extranjero a su ama de llaves y secretaria con nombramientos diplomáticos, guardaespaldas para el manos quemadas y su familia, el equipo de finanzas el mismo que nos llevó a la crisis que vivimos; y como vicepresidente al ignorante que no supo que estaban robando y que él no roba ni deja robar, por eso está de vacaciones en la cárcel. Y para completar el fraude puso a todos los delincuentes de Arrancha País en la Asamblea para que nadie los toque, ahí están los AVC, la que asaltó los Almacenes Eljuri en Cuenca, la come excremento, la aniñada con una glosa de $ 41’000.000 por un “error de buena fe”.

Y la joya de la corona, todo este sainete armado por el presi y sus secuaces es para desviar la investigación del negociado multimillonario del petróleo con los chinos y todos los delincuentes de Petroecuador y los negociados del transporte y la venta y entrega del petróleo a otros destinatarios, no quieren que se investigue eso porque en eso podría estar involucrado el resentido social.

Yo estoy asqueado del socialismo siglo XXI, que es el nombre de la nueva banda mafiosa que depreda a los países a favor de sus miembros.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.