Ciencia

La curiosa técnica 4-7-8 para conciliar un sueño adecuado

Una cosa que debemos tener clara es que a cada persona le funciona una cosa, y que siempre vale la pena probar nuevos consejos para averiguar si en esta ocasión nos dan un buen resultado.

EE.UU. La técnica 4-7-8 es un modo muy efectivo de relajarnos mediante una adecuada respiración. Este método ha sido desarrollado por Andrew Weil, doctor de Medicina de la Universidad de Arizona (Estados Unidos), un profesional muy conocido por sus terapias para reducir el estrés y la ansiedad y por ayudar a las personas que tienen problemas de insomnio.

Este médico ha sido portada en dos ocasiones en la revista Time y, aunque es cierto que tras él se alza todo una empresa de marketing, sus técnicas y consejos no dejan de ser efectivos para todas aquellas personas acostumbradas a tener un ritmo de vida marcado por los nervios y el estrés.

Si la seguimos durante un mes notaremos como, pasado este tiempo, nos cuesta ya muy poco conciliar el sueño por la noche. Nuestro cuerpo se va a acostumbrar a estos ejercicios cotidianos de relajación, de modo que, día a día, la respiración se vuelve más rítmica, pausada, los músculos se destensan y la mente está mucho más relajada, preparada para descansar a última hora de la noche.

Durante el primer mes deberemos aplicar la técnica 4-7-8 cuatro veces al día, pero después, bastará con hacerla una vez por la mañana y luego, media hora antes de ir a dormir. Es decir, nuestro cuerpo y nuestro cerebro ya se habrán habituado a ella y será algo casi automático para ayudarnos a dormir.

A lo largo del primer mes vamos a aplicar la técnica del 4-7-8 cuatro veces al día. La primera, nada más levantarnos; la segunda, después de tu almuerzo; la siguiente, cuando llegues a casa a media tarde, y la última, media hora antes de ir a dormir. Siéntate en un lugar cómodo que te permita tener la espalda recta.

Sitúa la lengua detrás de los dientes de arriba, justo donde empieza el paladar. Ahora cierra la boca y coge aire por la nariz y, mientras lo haces, cuenta hasta 4.Ahora, aguanta la respiración durante 7 segundos. Seguidamente, espira el aire de tus pulmones a lo largo de 8 SEGUNDOS y de un modo sonoro, dejando escapar con ese aire tu cansancio, tus presiones, tus ansiedades. Debe ser algo liberador. Repite el mismo ciclo cuatro veces.

Y eso es todo. Como ves, es algo realmente sencillo que nos obliga a regular nuestra respiración y nos ayuda a liberar nuestro estrés cotidiano. Lo más importante es que no te olvides de hacerlo todos los días durante un mes, cuatro veces al día.

Después del primer mes, nuestro cuerpo y nuestra mente ya deben haberse acostumbrado a estas pautas. Es un modo muy adecuado de gestionar a lo largo del día esos focos de estrés externo que alteran nuestra respiración y que, en consecuencia, hacen que vayamos almacenando tensión hasta llegar a la noche, momento en que nos cuesta tanto conciliar el sueño.

Una vez pasados esos primeros 30 días, basta con aplicar la técnica 4-7-8 dos veces, la primera cuando nos levantamos y la segunda media hora antes de ir a dormir. Ahora bien, si en algún momento te encuentras muy estresada o con mucha rabia acumulada por una discusión, por ejemplo, no dudes en usarla, ya que te ayudará a relajarte. (Internet/ La Nación)