Internacional

La crisis venezolana llega a una adinerada zona de Florida

Alejandro Andrade, guardaespaldas del fallecido presidente Hugo ChA?vez y que llegA? a ser tesorero de Venezuela, vive como multimillonario en Estados Unidos, pero ahora es investigado.

En una enorme residencia ubicada en la exclusiva villa de Wellington, Florida, Alejandro Andrade y su familia disfrutan de la vida alejados de las dificultades que se viven en su natal Venezuela.

Andrade, el guardaespaldas del fallecido presidente Hugo ChA?vez, que llegA? a ser tesorero del paA�s latinoamericano, vive desde el 2012 en una residencia de mA?s de 830 metros cuadrados que tiene cinco habitaciones, pisos de mA?rmol, una piscina y se encuentra ubicada a unos kilA?metros del Centro Internacional Ecuestre de Palm Beach.

El inmueble tambiA�n tiene un establo con 60 caballos. Con nombres como Bon Jovi y Armani Z, los equinos generalmente son montados por el hijo de Andrade, Emmanuel Andrade, un jinete olA�mpico cuyas redes sociales lo han hecho sujeto de crA�ticas en sitios de chismes que se burlan de su lujoso estilo de vida con celebridades como la modelo Kendall Jenner y la matriarca de la familia Kardashian, Kris Jenner.

Sin embargo, las esplA�ndidas comodidades no han asilado por completo a Andrade de la crisis polA�tica y humanitaria que aqueja a su paA�s natal, donde los niA�os se estA?n muriendo por desnutriciA?n y la gente se enfrenta al gobierno por las precarias condiciones en las que viven bajo el mandato del presidente NicolA?s Maduro, el sucesor de ChA?vez.

Las repercusiones de la profunda crisis han viajado mA?s de 2.000 kilA?metros (1.400 millas) hasta Wellington para incursionar al mundo de Andrade y lo han hecho a veces en privado y otras en pA?blico.

Los venezolanos que protestan contra las condiciones de vida en Venezuela han realizado manifestaciones cerca de su hogar. AdemA?s, Andrade ha tenido relaciones tensas con otros venezolanos en la comunidad ecuestre de Wellington, creando una fricciA?n que ha involucrado al magnate Mark Bellissimo y llamado la atenciA?n del Departamento de PolicA�a del condado de Palm Beach.

Ahora, Andrade enfrenta una amenaza mA?s seria que los crA�ticos dicen ha sido retrasada por mucho tiempo. Las autoridades federales en el sur de Florida estA?n armando un caso de lavado de dinero en su contra, de acuerdo con el periA?dico The Miami Herald. Para los venezolanos que viven en el estado y han cuestionado el estilo de vida de Andrade, el caso significa buenas noticias.

Andrade, de 53 aA�os, es sospechoso de haber lavado millones de dA?lares que robA? del gobierno venezolano para invertir en bienes raA�ces, caballos y otros activos en Florida, reportA? el diario el 31 de marzo.

A�l, junto con otros connacionales en el gobierno, el sector bancario y empresarial de Venezuela, son sospechosos de enriquecimiento por vender miles de millones de dA?lares en bonos, de aprovechar los tipos de cambio fluctuantes y ocultar sus ganancias en cuentas bancarias suizas y en inversiones en Estados Unidos, segA?n el periA?dico.

El periodista de investigaciA?n, Casto Ocando, tuiteA? a fines de marzo que Andrade fue “acusado” o “imputado” en el tribunal de la jueza Robin Rosenberg, ubicado en West Palm Beach en diciembre.

Un expediente criminal, sellado el 22 de diciembre por Rosenberg, no nombra al acusado en un caso sobre conspiraciA?n para cometer el delito de lavado de dinero presentado por el gobierno federal estadounidense. Pero nombra como abogado del acusado a Curtis Miner, un ex fiscal federal que, segA?n el diario, representa a Andrade. No se sabe si Andrade es el acusado al cual los documentos se refieren.

Sobre los cargos, Otto Reich, embajador de Estados Unidos en Venezuela de 1986 a 1989 y quien actualmente tiene una empresa de consultorA�a internacional, dijo que “no estoy sorprendido. SA� que las autoridades estadounidenses lo han seguido muy de cerca los A?ltimos aA�os”.

“Pero tengo que decirles”, agregA? Reich, “que pese a que ha sido considerado como uno de los socios comerciales mA?s adinerados de ChA?vez, no es el A?nico.A�El sur de Florida estA? lleno oligarcas venezolanos”.

Andrade no pudo ser contactado. Su abogado, Miner, tampoco respondiA? a las solicitudes para comentar al respecto. Emmanuel Andrade, de 21 aA�os, le colgA? el telA�fono a un reportero que lo llamA? en busca de comentarios.

Alejandro Andrade es conocido en los cA�rculos ecuestres de Wellington, donde ha trabajado de la mano con Bellissimo, quien estA? a cargo del Festival Ecuestre de Invierno y es director ejecutivo de Equestrian Sports Productions.

En 2013, Andrade ayudA? a financiar el festival, de acuerdo con el libro de Ocando “Chavistas en el Imperio: Secretos, tA?cticas y escA?ndalos de la RevoluciA?n Bolivariana en Estados Unidos”, publicado en 2014.

Andrade tambiA�n ha alzado sospechas de venezolanos que cuestionan cA?mo un hombre que comenzA? como guardaespaldas de ChA?vez pudo comprar una casa en Wellington y los lujos que se ha informado que tiene, como un aviA?n privado y una sociedad en una finca equina de California.

“Es imposible para un funcionario gubernamental venezolano permitirse comprar una casa como esa en Wellington y comprar 60 caballos para su hijo”, dijo Franklin Hoet Linares, abogado venezolano que vive a unos kilA?metros de Andrade.

“EstA? moralmente obligado de demostrar que el dinero es legal. Solo tiene antecedentes de ser el guardaespaldas de ChA?vez y posteriormente tesorero general”.

Hoet Linares trabaja para la World Jurist Association, un grupo internacional de abogados, jueces y profesores. IndicA? que la asociaciA?n quiere redactar un tratado internacional para recuperar el dinero robado de las cuentas del gobierno venezolano y destinarlo a la reconstrucciA?n del paA�s.

El abogado dijo que hablA? con Andrade hace dos aA�os durante una fiesta en Wellington para buscar su cooperaciA?n con la asociaciA?n, pero nunca recibiA? una respuesta.

“Lo mirA� directamente a los ojos y le dije ‘Necesitamos hablar. Es lo mejor para ti hablar de estas cosas’. Dijo que me iba a buscar en el futuro debido a que se estaba alistando para un viaje. Nunca lo hizo”, seA�alA? Hoet Linares.

La cercana relaciA?n de Andrade con ChA?vez data cuando el entonces lA�der de la RevoluciA?n Bolivariana casi le saca el ojo derecho a su amigo mientras jugaban “chapita” (un juego parecido al bA�isbol pero en el que se utilizan botellas de refresco y un palo de escoba) en el palacio presidencial. Esto de acuerdo con medio de comunicaciA?n y venezolanos.

Andrade se lastimA? el ojo y tuvieron que reemplazA?rselo por uno de vidrio, dijo Hoet Linares. Pero ChA?vez supuestamente se sintiA? culpable por el accidente y comenzA? a mostrar cierta preferencia por Andrade durante los aA�os que estuvo en el poder.

Andrade, quien se graduA? de la Academia Militar del paA�s, participA? en el fallido intento de golpe de ChA?vez en 1992, de acuerdo con el Miami Herald. Seis aA�os mA?s tarde, cuando ChA?vez obtuvo la presidencia, Andrade fungiA? como su guardaespaldas.

Para 2007, fue nombrado tesorero del paA�s y un aA�o mA?s tarde presidente del banco estatal, Bandes.

Agencia AP.