Actualidad

La crisis policial estalló con el caso Bernal, pero se gestó a punta de escándalos

Los escándalos han complicado todavía más la crisis de seguridad que vive Ecuador y que, según los datos oficiales, es la peor de la historia.

Los conflictos al interior de la Policía Nacional no terminan. El femicidio de Belén Bernal en la Escuela Superior de Policía (ESP), ocurrido presuntamente a manos del teniente instructor Germán Cáceres, provocó un remezón policial.

Hasta finales de septiembre, el caso provocó la baja de dos generales, la remoción del Ministro del Interior, la destitución del director de la Escuela Superior, el pedido presidencial de que 300 oficiales pongan sus cargos a disposición y 12 uniformados son investigados por este crimen.

Además del anuncio de reestructurar la institución y demoler simbólicamente el edificio donde ocurrió el crimen. Eso sin contar que la cúpula policial está en la mira del Gobierno y de la opinión pública. El caso Bernal fue el detonante de una crisis que se ha gestado durante todo 2022 con escándalos de corrupción e indisciplina.

Fuente:  PRIMICIAS