Opinión

La creatividad

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

Palabra que el señor Presidente de La República ha utilizado en varias oportunidades en referencia a la solución de la crisis económica no aceptada por el gobierno, muchos pensábamos que durante el feriado recapacitarían y corregirían las distorsiones económicas ocasionadas por la falta de liquidez y la persistencia en no apoyar a la empresa privada motor del desarrollo del país, a la que consideran su enemiga.

Todo lo contrario de lo que pensábamos al regreso del feriado de fin de año, el señor Presidente ha recargado su violencia verbal y se comporta más radical que nunca.

Las únicas medidas hasta ahora conocidas son cuatro; la primera: Eliminación del subsidio de la energía eléctrica a las industrias y comercios que automáticamente se reflejarán en un alza de precios que castigará a la mayoría del pueblo ecuatoriano, la segunda: Una futura nueva infraestructura para la atención médica a los afiliados al IESS eliminando la atención en clínicas privadas utilizando una nueva infraestructura que ofrece ser entregada en el año 2017, mientras tanto la atención hospitalaria las hará solamente el estado en sus hospitales colapsados de enfermos, esta medida ha sido desmentida por la máxima autoridad del IESS.

Se ha asegurado que la institución está “en uno de sus mejores momentos históricamente”, que no está quebrada, está en buenas condiciones y tiene alrededor de 16.000 millones acumulados -¿Ustedes creen que si existieran esos valores acumulados ya no los hubieran utilizados?-, la tercera: Tiene que ver con los cupos a las importaciones de vehículos y celulares, y la cuarta: una emisión de bonos de 200 millones de dólares para cubrir los pagos atrasados a los municipios y proveedores.

La desconfianza, la irresponsabilidad, la opresión y la inseguridad son las cuatro bases que sostienen el tobogán que nos llevará hacia el abismo si es que no se toma las medidas correctivas necesarias, por su temperamento el señor Presidente no dará marcha atrás en su idea de radicalizar la Revolución y todavía no se da cuenta que los países de gobiernos izquierdistas están en decadencia, y Cuba que era la madre de los Revolucionarios ya está cambiando y rectificando su antiguo proceder.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.