Opinión

LA COSA NOSTRA DEL POPULISMO 

Dr. Enrique Camposano Núñez/Guayaquil.

 

 

Quienes creímos en quimeras del populismo socialista en nuestra región llevamos sobre nuestros hombros el peso de la muerte, la miseria y la destrucción social y no podemos ser dispensados de nuestra responsabilidad de elegir; lo que por hoy nos hace presos del laberinto marxista-castrista-chavista- correísta y muchos más laberintos socialistas antiprogresistas que invadieron como polilla los países de la Región y en este presente nos encontramos en un momento de quiebre de pensamiento y batalla intelectual buscando desesperadamente una vía de escape hacia la libertad social con progreso y oportunidades. 

Y aunque nadie está vacunado contra el populismo no podemos permanecer indiferentes al resultado de esta lucha que depende de todos donde vemos como con uñas y dientes los capos neoliberales de la cosa nostra ejercen presión a la soberanía institucional de un organismo internacional INTERPOL para persuadir so pretexto de los derechos humanos a uno de sus alfiles de la demolición social (Rafael Correa). 

Estamos en un tiempo de transformación social con humanismo y el ver en la calles de todos los países de Sudamérica la mendicidad de hermanos Venezolanos por culpa del socialismo Chavista heredado por Maduro es cuando decimos que la región se ha demonizado por estos falsarios donde el capital de Marx los encarnó en los neoliberales socialistas de hoy que han hecho una región devastada por estos fabricantes de miseria social que con sus demagogias paternalistas destruyeron los modelos de bienestar, oportunidades y libertades. 

Sabemos que a muchos les fascina Che Guevara porque es el combustible para la vocación criminal y de corrupción que meteóricamente ha secuestrado América Latina… pero ha llegado el momento de poner el dedo en la llaga al fascismo y articular la explosión exterminante del populismo que está devastando el bienestar de América, de nuestros Países y de nuestras familias. 

Unámonos todos para dar nuestro voto a Guillermo Lasso y la Lista 6 para salvar al Ecuador de la ignominia y perversidad que es el Socialismo populachero.