Opinión

LA CORRUPCIÓN SE ENRAIZÓ

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

 

 

No es novedad que la Revolución Ciudadana con sus dirigentes a la cabeza y ciertos continuistas terminaron de convertir un país de oportunidades en un país corrupto, nunca fuimos el referente digno de imitar como el prófugo de la justicia insiste en promocionarlo .

Las cifras presentadas por el Banco de Desarrollo de América Latina ( CAF ) presentadas en un informe público desbaratan las mentiras fantasiosas que el mitómano internacional Rafael Correa desde México vendió a los asistentes, otra de sus mitomanías cuando comunicó en su presentación al mundo que el manejo económico de su gobierno fue ejemplo para la humanidad como modelo de desarrollo, buen vivir, equidad en el reparto de la riqueza nacional y bienestar colectivo.

Los números no mienten y la institución que los informa lo hace con conocimiento de causa, por ejemplo se botaron $ 1.500 millones en aplanar los terrenos de la Refinería del Pacífico, informa que uno de cada cuatro ecuatorianos reconoce haber sido presionado para pagar sobornos, tres de cada cinco siente que la mayoría de la sociedad no se preocupa de la corrupción y lo más grave y sorprendente es que cuatro de cada cinco Ecuatorianos creen que el sistema judicial ayuda a la impunidad.

Los más grave es que el 15% de las empresas reconocen haber sobornado para asegurar contratos contratos públicos o privados, ahora comprendo el cinismo del Mashi cuando recibía denuncias de corrupción, decía que eran negocios entre privados y que las coimas y sobreprecios no hacían daño a la economía del país, torpe y falso pensamiento de un ser que se sigue creyendo un superdotado en economía pública, que se hizo entregar sin merecer decenas de Doctorados Honoris Causa para competir con su ídolo Fidel Castro, con una gran diferencia que al dictador Cubano no se le cayó el pelo de tanto ponerse el birrete, en cambio el Ecuatoriano si le afecto.