Opinión

LA CORRUPCIÓN CAMINA POR AMÉRICA LATINA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

El cotorreo fastidioso y farsante de los miembros del Foro de Sao Paulo y del Grupo de Puebla, que la espada del Libertador Simón Bolívar camina por América Latina ya dejó de sonar como símbolo de la batalla entre el bien y el mal político, parece que la espada alguien se la guardó y no la devolvió.

El gran dilema por resolver es quién o quiénes de los Revolucionarios Latinoamericanos no devuelven la espada, entre los sospechosos existen algunos fallecidos como: Fidel Castro y Hugo Chávez, ambos descartados por descansar con “don Sata”.

Entre los que están en efervescente actividad Socialista, hay algunos elementos que no se libran de sospecha, más que todo, porque se encuentran en actividad en varias Repúblicas, cito algunos países con varios personajes siniestros que tienen a sus países en pleno caos.

México, Nicaragua, Venezuela, Colombia, Brasil, en Ecuador por ahora no gobiernan, pero lo seguirán intentando, usando todas las perniciosas influencias de un corrupto e innombrable prófugo de la justicia que tiene su perturbada mente concentrada en recuperar el poder para utilizarlo en buscar su impunidad y la de todos sus aborregados admiradores, que se encuentran prófugos de la justicia o refugiados utilizando todas sus influencias con los coidearios internacionales, a quienes utiliza para lograr sus protervos fines.

Por lo pronto ya está en proceso de juicio por TRAICIÓN A LA PATRIA, que lo mantendría fuera de combate con la posibilidad de retornarlo al país para que pague sus culpas junto con sus discípulos y compinches.