Economía

La Contraloría halla posible perjuicio al Estado por USD 974 000 en la Central Hidroeléctrica Toachi-Pilatón

El pasado 1 de abril, la empresa contratista Tyazhmash pidió USD 54 millones adicionales para culminar las obras en Toachi Pilatón.

La Contraloría encontró presuntas responsabilidades civiles culposas contra tres funcionarios y un contratista, después de realizar un examen especial a un contrato entre CELEC y la compañía rusa Tyazhmash S.A. para terminar las obras en la Central Hidroeléctrica Toachi-Pilatón.

El examen predeterminó responsabilidades civiles culposas por USD 974 568 en contra de los cuatro señalados, quienes prestaron sus servicios entre el 1 de enero de 2017 y el 31 de diciembre de 2020 en CELEC.

Entre las irregularidades se halló que el personal técnico empleado por la contratista no contaba con título universitario en ingeniería y no presentaron certificados que avalen su experiencia laboral.

Pese a esto, el administrador del contrato no impuso multas que ascendieron a USD 433 000 en contra de Tyazhmash S.A., monto por el cual se predeterminó una responsabilidad civil.

Otra glosa, también por USD 433 000, corresponde a las multas que no se impusieron ante la ausencia de los Sistemas de Gestión Ambiental y Seguridad Industrial y Salud en el Trabajo.

La Contraloría también predeterminó una glosa por USD 108 568 en contra de la contratista, los funcionarios que administraron los contratos y el jefe del Departamento de Obras Civiles que actuó durante el periodo auditado.

Incluso con estas observaciones, el pasado 1 de abril, la empresa contratista Tyazhmash pide USD 54 millones adicionales para culminar las obras en Toachi Pilatón.

Los posibles responsables tienen 60 días para presentar pruebas de descargo y ejercer su derecho a la defensa.

Asimismo, CELEC indicó que son los administradores de esa época los que deben presentar los elementos de descargo. Adicional, aseguraron que en el actual periodo se realiza un control estricto a los contratos que suscriben con empresas proveedoras.

Por: Ecuavisa