Actualidad

La Conaie mantiene su posición firme de no al diálogo con el gobierno nacional

Las delegaciones de los pueblos indígenas recorrerán a pie desde Zamora Chinchipe, al sur del Ecuador, en una marcha denominada ‘recorrido por la vida y los derechos’.

Tungurahua. Con la concurrida asistencia de los delegados oficiales de los Pueblos y Nacionalidades, bases de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador CONAIE, se dio inicio el pasado 18 de julio del 2015 a su Congreso Ordinario Anual, luego de cumplirse el primer año de funciones del actual Consejo de Gobierno presidido por Jorge Herrera. En esta asamblea se analizaron temas de enorme trascendencia para el país como son los procesos de movilización nacional, tema agrario, educativo, extractivo, político y muchos más.

Luego de dos días de debate al interno del movimiento indígena, la CONAIE mantiene su posición firme de No al diálogo con el gobierno nacional. Jorge Herrera recalcó que el levantamiento será de carácter progresivo, empezando con la marcha de los pueblos. “No levantaremos nuestra medida de hecho hasta obtener resultados y nos mantendremos en las calles el tiempo que sea necesario”, afirmó.

Franco Viteri, por la CONFENIAE, y Carlos Pérez por la ECUARUNARI, ratificaron el consenso existente para esta convocatoria, indicando que a partir de este momento se convocará a asambleas regionales y provinciales para ultimar los detalles del levantamiento.

La medida se tomó después de que por unanimidad se decidiera no participar en el diálogo convocado por el Gobierno Nacional.

Los pueblos indígenas demandan la derogación de las 17 enmiendas constitucionales, del decreto 016, un cambio en las políticas relacionadas con el medio ambiente, entre otras peticiones. “Para dialogar ya hemos tenido ocho años y el Gobierno nunca tomó ni una coma de nuestras propuestas. Ahora queremos respuestas concretas”, dijo Franco Viteri, presidente del Gobierno de las Naciones Originarias de la Amazonía.

Las delegaciones recorrerán a pie desde Zamora Chinchipe, al sur del Ecuador, en una marcha denominada ‘recorrido por la vida y los derechos’. La marcha se inicia el 2 de agosto en Tundaimi, avanza por Loja, Cuenca, Riobamba y Ambato.

Simultáneamente, otra marcha en la que participarán los pueblos de la Amazonía partirá desde el oriente del país.  “El 10 de agosto paralizaremos el país. Luego continuaremos con acciones preparatorias para sumarnos a la gran paralización del 13 de agosto convocada por la clase trabajadora”, afirmó Jorge Herrera, presidente de la Conaie.

Desde los convocantes se continuará estructurando la plataforma unitaria de lucha que abarca temas laborales del sector de los trabajadores, las enmiendas constitucionales, así como puntos de la agenda del movimiento indígena: Derogatoria de la Ley de Aguas, Decreto 16, Archivo de la Ley de Tierras, Recuperación de la Educación Intercultural, rechazo a la política extractivista en los territorios, TLC, agro negocio, entre otros.

En los próximos días se iniciarán las reuniones preparatorias para la organización del levantamiento.

Por su parte, el presidente Correa advirtió que el paro es “ilegal” y que por ley no se pueden suspender los servicios básicos de la población.
“Los jubilados podrán unirse porque ya no trabajan, pero nadie puede dejar de trabajar, sobre todo, en el sector público. Nadie puede suspender servicios básicos, salud, educación, etcétera”, expresó el Mandatario, durante su informe semanal de labores.

Según el Instituto Ecuatoriano de Estadísticas y Censos (INEC), los indígenas son el 7% de los 16 millones de ecuatorianos. (Conaie / VCV / La Nación).