Tecnociencia

La ciudad oculta de hace 2.500 años descubierta en un país de Sudamérica

Calles, asentamientos y carreteras, bajo paisajes de selva amazónica, fueron hallados por un equipo de arqueólogos con ayuda de teledetección aérea por láser.

Bajo la densa vegetación de la selva amazónica, en Sudamérica, una compleja red de estructuras y caminos de 2.500 años de antigüedad ha sido descubierta por un equipo de arqueólogos. El hallazgo fue posible gracias a teledetección aérea por láser (lídar), tecnología desarrollada en los últimos años que permite estudiar la superficie terrestre con alta resolución.

«He explorado el sitio muchas veces, pero el lídar me dio otra vista de la tierra», dijo el arqueólogo Stéphen Rostain, autor principal del estudio, al portal LiveScience. «A pie hay árboles en el camino y es difícil ver lo que realmente se esconde allí«, detalló.

De acuerdo al estudio publicado en la revista Science, “las excavaciones arqueológicas fechan la ocupación desde alrededor del 500 a. C. hasta entre el 300 y el 600 d. C.”. En el descubrimiento destaca un complejo sistema viario que habría conectado diferentes centros urbanos.

¿Dónde se ubica la civilización que fue descubierta?

La ciudad oculta ha sido hallada en el Valle del Upano, en Ecuador, como resultado de tres décadas de investigaciones a cargo de arqueólogos del Centro Nacional para la Investigación Científica de Francia, en colaboración con el gobierno ecuatoriano.

El Valle de Upano es una región geográfica ubicada en la provincia de Morona Santiago, en el este de Ecuador. Es conocido por su belleza natural, que incluye ríos, selva tropical y paisajes montañosos. Por allí pasa el río Upano, que desemboca en el río Amazonas.

Desde los primeros años, los indicios encontrados con aviones equipados con pulsos láser superaron las expectativas con las que inició el proyecto. La red de transporte de Upano y sus ciudades datan de mil años antes que otras sociedades organizadas en la región amazónica.

Hallaron conjuntos de plataformas rectangulares organizadas alrededor de plazas bajas. Foto: Antoine Dorison, Stéphen Rostain

Hallaron conjuntos de plataformas rectangulares organizadas alrededor de plazas bajas. Foto: Antoine Dorison, Stéphen Rostain

¿Cómo era la ciudad antigua?

Según el estudio, la ciudad estaba construida en un área de aproximadamente 600 kilómetros cuadrados, cubierta por plataformas rectangulares, plazas y “calles monumentales que siguen un patrón específico entrelazado con extensos drenajes y terrazas agrícolas”, además de caminos de largas distancias.

Los arqueólogos hallaron 15 sitios de asentamientos distintos que variaban en tamaño y número de estructuras. En aquellas zonas, encontraron montículos que alcanzaban los 150 metros de largo y 8 de alto.

Pero, lo que más resalta, según Rostain, es la compleja red de carreteras a escala regional que conectaba los centros urbanos y el interior circundante. «Las calles no solo se entrecruzaban por todo el sitio, sino que también conducían fuera del sitio”, destaca el autor principal del estudio, que además sostiene que todas las carreteras funcionaban juntas y se utilizaban para conectar a la comunidad.

Por:  LA REPÙBLICA PERÙ