Economía

‘La Churona’ dinamiza la economía lojana

La capital lojana vive la mejor época económica del año. La llegada de la Virgen de El Cisne y la realización de la edición 190 de la Feria de Loja dinamizan el comercio y el turismo.

El 20 de este mes, luego de tres días de peregrinación, arribó la imagen religiosa hasta la Catedral de Loja, y tres días después se inauguró esta feria, que es uno de los eventos comerciales más antiguos del Ecuador y que empezó en 1829. Desde entonces, se realiza cada año y la ciudad vive un ambiente distinto al habitual.

En cualquier lado se observa la presencia de turistas nacionales y extranjeros, principalmente peruanos. Ellos llegan atraídos por la devoción a la Virgen de El Cisne, pero también aprovechan para participar en la feria. Este año, el Complejo Ferial Simón Bolívar reúne a 1 350 expositores ecuatorianos y peruanos.

Son artesanos, emprendedores y comerciantes de calzado, ropa, bisutería, adornos para el hogar, cosméticos, joyas, alimentos procesados, entre otros productos. Entre los 100 expositores peruanos está Xavier Torres, quien ofrece hojuelas de quinua con amaranto.

Es un producto que elabora y procesa en Huancayo, la capital del departamento de Junín. Por los buenos resultados, participa cinco años consecutivos. En el 2018, por ejemplo, vendió más de 8 000 fundas de hojuelas a USD 1 y este año trajo 2 000 más. A su compatriota Carlos Sánchez también le fue muy bien con la comercialización de chompas y ponchos traídos desde Lima.

“Las ventas son muy buenas, porque hay visitantes”. Según el director ejecutivo de la Corporación Ferias Loja, Diego Lara, el año pasado estuvieron 1 300 expositores e ingresaron 702 000 visitantes en los 24 días se exposición y comercialización y se movieron USD 12 millones. “Ahora esperamos un 10% más”. Ampliar Los comerciantes de Perú ofertan, principalmente, calzado, ropa y alimentos en la feria.

Para Mariuxi Maldonado, esta es una de las mejores ferias del país porque atrae a turistas de todo el Ecuador y del norte de Perú. Ella es de Cotacachi y ofrece carteras, billeteras, correas y calzado en cuero. El año anterior vendió más de USD 6 000 y ahora aspira a duplicar esa cantidad. “La Feria de Loja nos ayuda a posicionar nuestros productos, a conocer potenciales clientes y el avance de otros emprendimientos en la misma línea. Solo participo en las mejores ferias del país que me ofrecen esos valores agregados”, señala Maldonado.

Los 300 emprendedores que ocupan dos naves son los que más llaman la atención, por la calidad de su producción artesanal. Luis Otavalo, de la comunidad Huaycopungo en el cantón Otavalo, ofrece artesanías elaboradas en totora.

En otros puestos hay mermeladas, galletas y jugos de frutas. La dinamización de la economía también se evidencia en el Centro Histórico, por la presencia de los visitantes. Según el presidente de la Cámara de Turismo de Loja, Frans Obaco, los establecimientos de alojamiento de esta ciudad ofertan 3 500 camas.

El 40% está ocupado en la actualidad. Del 8 al 15 de septiembre se prevé que llegue el mayor flujo turístico, y los hoteles están con sus reservas casi llenas. Para Obaco, esta es la segunda mejor época del año, después de noviembre, que se vive el Festival de las Artes Vivas con la participación de artistas nacionales y extranjeros. Leonidas Tello es propietario del Hotel Bombuscaro.

Según él, la presencia de la Virgen mejora todos los sectores de la economía. Considera que Loja está posicionada como el destino obligado para hacer turismo religioso y comercial en esta época del año. El Ministerio de Turismo en Loja realizó una campaña de promoción turística, a través de sus redes sociales y con material publicitario, para alentar la visita a la capital lojana en esta época, en que se han programado diversas actividades.

Solo en la Feria de Loja, que se cumplirá hasta el 15 de septiembre, se programaron más de 132 actos culturales paralelos, que se realizan dentro del recinto. Habrá presentaciones de artistas, grupos de danza y desfiles de moda.

La terminal terrestre de la ciudad también registra un creciente movimiento de pasajeros. En épocas normales, alrededor de 3 000 usuarios al día se movilizan por ahí hacia los distintos destinos del Ecuador, pero para estas semanas sube a más de 13 000 diarios. Según Vicente Herrera, jefe de la terminal terrestre, 3 000 buses salieron hacia Cuenca, Quito, Zamora, Guayaquil y Machala, entre el 15 y el 20 de agosto. De esos lugares proviene la mayor cantidad de romeriantes. “Sin contar con los buses contratados”.

Para garantizar la seguridad de los viajeros durante esta temporada, esa entidad puso en marcha el plan de contingencia, que incluye la revisión y control de las unidades de transporte que salen de ese lugar con pasajeros.

 

 

Diario EL COMERCIO e