Opinión

LA CHATARRA RUSA. 

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil  

 antonioxaguirre@gmail.com  

  

Uno de los aciertos del nuevo gobierno en sus pocos días en ejercicio del poder es la intención de renovación de todos sus obsoletos equipos militares sin privilegiar las procedencias de ese material bélico considerado como chatarra por su vetusto estado, deteriorado por el uso, clima, tiempo y el abandono como un material bélico totalmente inservible. 

 Considerar esa entrega como parte de pago a un proveedor es una negociación comercial válida en cualquier parte del mundo y utilizada frecuentemente entre seres humanos normales, racionales y más que todo civilizados. 

 Tomar como un DESAIRE esa simple negociación entregando chatarra inservible como parte de pago por la compra de un nuevo material bélico para defender la libertad ciudadana, combatir la narcodelincuencia y el terrorismo organizado; según la Embajada Rusa en Quito sería «UN PASO POCO AMISTOSO». 

 Tenga la seguridad excelentísimo Señor Embajador que los receptores de esa chatarra inservible la utilizarán solamente para fundirla en un horno. 

 Mejor sería que se preocupe por la seguridad de los ecuatorianos que no dejaremos que nos sigan asesinando con armas de dudosa precedencia y además nos sigan intentando convertir en otra Cuba, Nicaragua, Bolivia o Venezuela.