Economía

La CE quiere obligar a reducir un 50% el uso de plaguicidas químicos en la UE para 2030

La Comisión Europea (CE) presentó este miércoles una propuesta para obligar a reducir en un 50% el uso de plaguicidas químicos en la Unión Europea para 2030, lo que se traducirá en objetivos nacionales diferentes, en función de la situación de partida de cada Estado miembro.

Para compensar el impacto sobre los agricultores, que tendrán que hacer un especial esfuerzo para ajustarse a las nuevas normas, Bruselas propuso además que puedan beneficiarse de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC) durante cinco años.

Bruselas presentó la iniciativa sobre plaguicidas en el marco de un paquete de propuestas para ayudar a hacer realidad el llamado Pacto Verde, que incluye también normas destinadas a restablecer la biodiversidad en la UE para 2050.

«La propuesta contribuirá a la construcción sostenible de sistemas alimentarios en línea con el Pacto Verde Europeo y la estrategia De la Granja a la Mesa, mientras garantiza una seguridad alimentaria duradera y proteger nuestra salud», dijo la Comisión en un comunicado.

Recordó que científicos y ciudadanos «están cada vez más preocupados por el uso de plaguicidas y la acumulación de sus residuos y metabolitos en el medio ambiente» y que precisamente la Conferencia sobre el Futuro de Europa, en la que participaron europeos de todos los países, pidió específicamente que se abordara el uso y riesgo de plaguicidas.

Bruselas considera que la normativa vigente sobre plaguicidas «ha demostrado ser demasiado débil y se ha aplicado de manera desigual».

Por ello, plantea objetivos legalmente vinculantes a nivel nacional y de la UE para reducir en un 50% el uso y el riesgo de los plaguicidas químicos y el uso de los plaguicidas más peligrosos para 2030.

Además, plantea nuevas reglas sobre control de plagas, que garantizarán que todos los agricultores y otros usuarios profesionales practiquen el manejo integrado de plagas.

Las medidas también incluyen el mantenimiento obligatorio de registros para agricultores y otros usuarios profesionales.

Además, los Estados miembros deberán establecer normas específicas para los cultivos e identificar las alternativas a utilizar en lugar de plaguicidas químicos.

Otra novedad es la prohibición total de los pesticidas en áreas sensibles, como las áreas verdes urbanas, incluyendo parques o jardines públicos, zonas de juego, escuelas o centros deportivos, así como las áreas protegidas de la red Natura 2000 y cualquier área ecológicamente sensible a ser preservada para los polinizadores amenazados.

La coalición Por otra PAC, que engloba a una treintena de organizaciones de agricultura ecológica, ganadería extensiva, ONG y expertos en alimentación, ha celebrado este miércoles la propuesta de la Comisión Europea (CE) para reducir un 50% el uso de plaguicidas químicos en 2023.