Economía

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba la ley de vía rápida comercial

Un total de 190 republicanos y 50 demócratas respaldaron hoy la medida, mientras que 50 republicanos y 158 demócratas se opusieron.

Washington. La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó hoy la proposición legislativa conocida como Autoridad de Promoción Comercial (TPA, por su sigla en inglés) que otorgaría poderes especiales al presidente Barack Obama para lograr cerrar el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Sin embargo, la Cámara baja dio el visto bueno al texto sin incluir un medida considerada ineludible por los demócratas y la Casa Blanca.

La votación, que se saldó con 218 legisladores a favor y 208 en contra gracias a la mayoría de la oposición republicana, envía ahora la propuesta al Senado, que ya la aprobó hace unas semanas.

Un total de 190 republicanos y 50 demócratas respaldaron hoy la medida, mientras que 50 republicanos y 158 demócratas se opusieron.

La propuesta votada hoy no incluye la medida conocida como Asistencia de Ajuste Comercial (TAA), diseñada para la protección de los trabajadores estadounidenses que puedan verse afectados por los tratados de comercio internacionales y que los demócratas consideran como fundamental.

El Senado ya aprobó hace unas semanas el texto, pero los demócratas de la Cámara Alta se han opuesto a dar luz verde a la medida sin que lleve asociada la TAA.

De hecho, fueron los demócratas de la Cámara de Representantes quienes se opusieron la pasada semana en un voto en contra encabezado por la líder de la minoría demócrata en la Cámara, Nancy Pelosi, representante por California.

En un complejo juego táctico, los demócratas votaron en contra de la TAA pese a estar de acuerdo con ella, ya que aunque querían un texto con mas protecciones laborales, aseguraron que era la única forma de torpedear el trámite completo.

La TPA, también conocida como “vía rápida”, aceleraría la aprobación de tratados comerciales en el país al evitar que su revisión pasara por el Congreso, que solo votaría a favor o en contra pero no podría enmendarlos.

Esta medida es clave para que Obama pueda sacar adelante las negociaciones sobre el ambicioso acuerdo del TPP, una de sus apuestas estrellas de su segundo mandato presidencial, y que involucraría a doce países de la cuenca del Pacífico. (Efe/La Nación)