Opinión

La bien recordada promoción XXII

Antonio Aguirre

antonioxaguirre@gmail.com

En el mes de enero de 1966, sesenta y nueve  compañeros constituimos la promoción que acaba de cumplir 50 años de graduados, terminamos nuestro bachillerato en el Colegio Salesiano Cristóbal Colón contando con la suerte de tener profesores de primer nivel, muchos de ellos sacerdotes italianos grandes educadores y de férrea disciplina, fueron nuestros maestros ilustres  profesores laicos ecuatorianos como el doctor José Santiago Castillo, el doctor Luis Vásconez, el doctor Fernando Noboa, el doctor Víctor Hugo Ron, el doctor Jorge Cordero y muchos otros también de gran valía que nos dieron ejemplo de vida.

Valiosos profesionales: médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, comerciantes, industriales, agricultores y banqueros hoy día son destacados miembros de sus comunidades y dirigentes de gran valía.

Nuestra promoción fue muy dedicada al deporte, sobresaliendo en muchas disciplinas atléticas y deportivas. El triunfo más sonado fue cuando cursábamos el 4to año de bachillerato, quedamos campeones intercolegiales de fútbol, a pesar de dar ventaja en uno y dos años a los colegios competidores.

En la vida política nuestros compañeros han ocupado cargos importantes como: ministros de estado, viceministros y subsecretarios de estado, gobernadores provinciales, diputados nacionales y provinciales, gerentes de importantísimas instituciones del estado, además de alcalde, ministros de la corte, rector de universidad y otros cargos de menor importancia, demostrando siempre un recto proceder y  servicio a la comunidad.

Durante estos últimos años nos hemos reunidos formalmente  para conmemorar cada lustro de graduación, con una asistencia máxima de 35 compañeros  y cada año pequeñas reuniones con asistencia de entre quince y veinte compañeros, pero este gran acontecimiento sirvió para reunirnos en franca camaradería algo más de 42 entrañables hermanos, que de común acuerdo junto con los organizadores realizamos este evento que será recordado por mucho tiempo.

Personalmente estoy agradecido por la preparación y desarrollo de la reunión, deseando mantener en el futuro mayores relaciones directas vía electrónica, principalmente con todos los compañeros asistentes e invitando a los que no pudieron asistir a unirse en el futuro.

Las opiniones vertidas en el medio son de responsabilidad del autor.