Opinión

¡La asquerosa Política!

Dr. José Fernando Gómez Rosales/ Guayaquil.

jgomezr@hotmail.com

¿Es asquerosa la política? ¿O es que las personas involucradas en política se ensucian tanto las manos (algunos a propósito), buscando intereses personales y partidistas, y actuando contra la razón y la ética?

En verdad, asusta y preocupa leer diariamente en la prensa, los alentados contra la seguridad ciudadana, cometidos por autoridades, dejando en libertad a asesinos, corruptos, impidiendo qué el peso de la ley caiga sobre los delincuentes y dejándolos en libertad. Yo no soy juez, ni juzgo a nadie, pero la prensa informa como autoridades que han acusado, y por eso han llevado a los tribunales para que les sigan juicio a otras autoridades, sin más, se desdicen y retiran su denuncia, ¡sin siquiera explicar las razones de su cambio de parecer! O la prensa denuncia que el Juez dictó la liberación de personas que estaban encarceladas y que eran justamente los líderes de las bandas de asesinos, y ¿entonces ahora, se busca encarcelar al juez?

Estas noticias son las que nos pone a pensar a los ciudadanos en la fragilidad y la facilidad con que la justicia se vende con facilidad en el país. Al parecer, es muy barato el valor por el que se vende la libertad. Vivimos en un mundo de cambalache, donde estamos a la altura de Las Cuarenta y ya mismo veremos ¡amigos pasar del brazo, con quien no deben pasar!

¡NO! ¡La política no es asquerosa! Desgraciadamente hay gente que ha entrado en política, que no merece el título de gente, y ¡actúa asquerosamente!

Esos individuos abusan, al llegar a un puesto político y ensucian la política con su mal proceder.