Actualidad

La Asamblea podría llegar a tener la calificación “más dura” observada en los últimos meses

Click Report: “La desilusión y la impotencia es lo que prevalece en la mayoría de los consultados con relación a la gestión de la Asamblea”.

La Función Legislativa vive desde hace meses una crisis institucional. En mayo pasado cumplió el primer año de gestión en medio de pugnas políticas y cuestionamientos de la sociedad, a causa del incumplimiento de sus obligaciones constitucionales.

El conflicto -que desembocó en una baja aceptación- se desató con el proceso de remoción del cargo de Guadalupe Llori que se extendió por aproximadamente tres meses y que finalmente acabó con su destitución de la Presidencia de la Asamblea, por presunto incumplimiento de funciones.

La encuestadora Click Report, en su medición de mayo ubicaba entonces al Parlamento con el 11% de credibilidad.

Casi tres meses después de esos acontecimientos no se avizora una recuperación de las cifras, pero sus autoridades planifican levantar la imagen de esta función, golpeada desde hace varios meses por denuncias de presuntos actos de corrupción o pugnas con el Ejecutivo, y otras activadas en el sistema judicial para retomar cargos como el caso de Guadalupe Llori que interpuso una nueva acción legal.

Con estos antecedentes, ¿Cómo lograr el objetivo de mejorar la imagen? Virgilio Saquicela, quien sustituyó en el cargo a Llori desde el 31 de mayo, aseguró que la credibilidad mejora y dio cifras: hace diez días estaba sobre el 11% y la semana anterior se ubicaba en alrededor del 16%, dijo.

“Hemos dado muestras de que cuando se quiere hacer las cosas positivamente, cuando se comunica, cuando se habla con los medios de comunicación, y cuando la gente se entera que la Asamblea no es solo escándalo, y ve cómo se aprueban leyes por unanimidad como la de Carrera Sanitaria que beneficia a los trabajadores de la salud, la gente sintoniza con la Asamblea”, afirmó.

Calificación ‘dura’
En un análisis previo a la entrega de un nuevo estudio de campo previsto para esta semana, Francis Romero Cordero, director de la firma Click Report, contradijo las declaraciones de Saquicela. ¿Cuál es la base que sustenta estas afirmaciones? ¿Qué leyes han aprobado para dar solución a los principales problemas del país?, cuestionó.

“Lamentablemente la percepción que tiene Virgilio Saquicela corresponde a que él vive una realidad paralela que no refleja la crítica situación que viven los ecuatorianos el día de hoy”, señaló.

Afirmó que “sin duda” la imagen de la Asamblea se sigue deteriorando, y anticipó que en el informe que presentarán en esta semana, el porcentaje de credibilidad o gestión estaría a la baja.

No descartó que del 11% que tenía hasta mayo de este año, este número podría bajar a un dígito. Calculó que esta calificación será “más dura” de la que ha observado en los últimos meses y que podría ubicarse entre el 7% y el 9%.

Las razones
La Asamblea no da solución a los problemas del país, y los ofrecimientos de campaña de crear leyes para generar empleo y reactivar la economía, ha quedado en ofrecimientos y en el papel, señaló Romero.

Los estudios de campo que ha desarrollado esta firma en las últimas semanas refleja que la mayoría de los encuestados se muestran a favor de que los asambleístas se vayan a sus casas.

“Los legisladores no han entendido que tienen que cumplir con su rol de dar solución a los problemas del país, y no ser la piedra del escándalo, y no ser la piedra que evita que el país siga progresando”.

Romero insistió que los ofrecimientos realizados durante la última campaña electoral de generar leyes para solucionar el problema del desempleo, para permitir la contratación, reactivar la economía, combatir la inseguridad, han quedado en el camino. “En el país hay terror, todos los días se producen sicariatos, los fines de semana sobrepasan la decena. Las autoridades no pueden tapar el sol con un dedo”, mencionó. (SC)

Pugnas de poder internas y externas
Para el docente universitario de comunicación política, Pablo Jarrín, estos porcentajes reflejan la poca estima que tiene la ciudadanía en la Función Legislativa. El ciudadano recibe solo información de las pugnas de poder internas y externas, y de los cuestionamientos a ciertos asambleístas por estar inmersos en supuestos actos de corrupción y tráfico de influencias, más no así sobre el cumplimiento de una agenda legislativa que sea de su interés y que le permita resolver los problemas. Si bien en un inicio, las bancadas ofrecieron trabajar en un frente común que permita viabilizar la gobernabilidad, hoy se han estancado en inexistentes acuerdos políticos, lo que ha ocasionado que no sintonice con las necesidades del país.

Diálogos con el Gobierno
Virgilio Saquicela confía que el diálogo que iniciaría esta semana con el Gobierno sea la puerta de entrada para la aprobación de proyectos que requiere el país, como la ley de inversiones. Para el asambleísta el diálogo es fundamental porque no se puede estar sujeto a un veto total de leyes de iniciativa del Legislativo, pero tampoco se pueden rechazar todas las iniciativas del Gobierno. “Esa es la agenda que proponemos”.

Homero Castanier, viceministro de Gobernabilidad, dijo que el Gobierno ha demostrado que está dispuesto a escuchar y buscar soluciones a los problemas estructurales del país. Una muestra de ello son los acercamientos que se han mantenido con el sector indígena desde el 13 de julio, destacó.

 

Diario La Hora