Economía

La Asamblea Nacional remitió al Ejecutivo la Ley de Incentivos Tributarios

Prevé, además, que las instituciones de la Red Pública Integral de Salud podrán reconocer los gastos que sus afiliados o usuarios deban pagar por concepto de excedente no cubierto para las compañías que financian servicios de atención integral de salud prepagada o de seguros que oferten cobertura de asistencia médica.

Quito (Pichincha). El proyecto de Ley Orgánica de Incentivos Tributarios fue remitido al Ejecutivo este lunes, con la finalidad de que el Presidente de la República, Rafael Correa, lo sancione u objete, de conformidad con lo que determina la Constitución.

El cuerpo legal, en materia de prestación de servicios de salud, determina que cuando los empleadores, sean personas naturales o sociedades que cumplan con las condiciones para considerarse micro o pequeña empresa, tengan una deducción adicional del 100 por ciento por los gastos de seguros médicos privados y/o medicina prepagada contratados a favor de sus trabajadores. Para el caso de los empleadores de grandes o medianas empresas, será del 50 por ciento.

Prevé, además, que las instituciones de la Red Pública Integral de Salud podrán reconocer los gastos que sus afiliados o usuarios deban pagar por concepto de excedente no cubierto para las compañías que financian servicios de atención integral de salud prepagada o de seguros que oferten cobertura de asistencia médica. Esto será posible siempre que haya efectuado la prestación en una institución de salud privada debidamente acreditada y de conformidad con lo establecido en el Reglamento que se emita para el efecto. Los gastos de prestaciones de salud deberán liquidarse de acuerdo con el tarifario establecido por el ente rector de la salud pública vigente a la fecha de la prestación, de manera obligatoria.

Entre otros aspectos, la normativa establece que el Impuesto Único para el sector agropecuario, pesquero o acuacultor podrá fijarse en un rango del 1 al 2 por ciento de los ingresos totales. Los contribuyentes que se encuentran en Régimen Impositivo Simplificado (RISE) podrán mantenerse en el mismo. En lo que tiene que ver con el sector transporte, se extiende un incentivo para los transportistas pesados y sus acoples, a los que también se les quita el valor de sus vehículos en el cálculo del anticipo del Impuesto a la Renta.

También, se interpreta el artículo 547 del Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomías y Descentralización (Cootad), en el sentido que los productores en los sectores agrícola, pecuario, acuícola, así como las plantaciones forestales, no son objeto del impuesto a la patente y en consecuencia las personas naturales, jurídicas, sociedades, nacionales o extranjeras dedicadas a estas actividades no pueden ser sujetos de cobro por parte de ningún Gobierno Autónomo Descentralizado (GAD) municipal o metropolitano del país. El Ciudadano