Actualidad

La aprobación de las enmiendas divide opiniones

Con 100 votos la Asamblea aprobó tras diez horas ininterrumpidas de sesión la enmienda constitucional.

QUITO. A pesar de los disturbios que ocasionó la oposición ayer con la aprobación de las 16 enmiendas constitucionales, el bloque de Alianza País, mayoría en la Asamblea Nacional coincidieron que la propuesta amplía los derechos de los ecuatorianos.

Gabriela Rivadeneira, presidente de la Asamblea Nacional, explicó que no solo se sumaron los sectores ciudadanos, sino también la Asamblea, las autoridades locales y los ministerios. “No nos confundamos y salgamos con la convicción de que hemos hecho lo que teníamos que hacer por nuestra patria, lo que teníamos que hacer para garantizar nuestros derechos de educación, salud, seguridad, de participación y de elegir y ser elegido para todas y todos”, expresó.

También se refirió a la transitoria que limita la participación del presidente Rafael Correa en las elecciones del 2017 para el mismo cargo. Reconoció que no fue una decisión fácil, cuando discutieron sobre la transitoria “fuimos los portavoces de la aspiración de aquellos ecuatorianos que queríamos consolidar este proyecto. Sin embargo, tomamos esa decisión y hemos respetado, por demás esa decisión, de nuestro movimiento y del Presidente. No somos nadie para permitir que en el futuro nuestras futuras generaciones cuenten con un Rafael Correa que siga garantizando una patria para todas y todos”, dijo.

Mientras que Fausto Cayambe, asambleísta por Alianza PAIS, recalcó en que estas modificaciones a las Constitución son cambios semánticos y de forma. “Estos 15 ajustes que tienen 444 artículos, no afecta la filosofía y al esencia de la Constitución y facilita los derechos a los trabajadores”, agregó.

Indicó, además, que la bancada de PAIS es respetuosa con las manifestaciones a favor y en contra. “Lamento que la oposición no haya podido dar planteamientos y prefirieron ir a las calles. Era fundamental que vayan al Pleno, ahí es el espacio para el debate”, dijo.

Con 100 votos la Asamblea aprobó tras diez horas ininterrumpidas de sesión la enmienda constitucional. En la votación estuvieron presentes 109 asambleístas en la sala plenaria, mientras que otros 25 se ausentaron. Los legisladores oficialistas se basaron en argumentos jurídicos-constitucionales para avalar la aprobación de las modificaciones. En cambio la oposición señaló razones políticas.

Fabián Solano, presidente del Frente Unidos, afirmó, en Notimundo, que, con el tiempo, los ecuatorianos se beneficiarán de las enmiendas que se han hecho a la Constitución.

Además, insistió en que respetan la decisión del presidente Correa de no postularse en las elecciones de 2017, aunque no estén de acuerdo; y con esta aprobación se “desmorona”, según aseguró, uno de los criterios de la oposición que era “la supuesta perennización en el poder”.

Para el ex asambleísta Gustavo Darquea señaló que el jueves fue un día de luto para la democracia ecuatoriana, ya que la Constitución está siendo “destrozada”.

“Realmente creo que es un día muy triste y un día de luto para la democracia ecuatoriana, para el pueblo ecuatoriano porque finalmente este documento que es la Constitución de Montecristi que la aprobamos con tanto entusiasmo en el año 2008, es decir hace siete años prácticamente, está siendo destrozado” dijo Darquea, y agregó que la alternabilidad democrática, el derecho a la comunicación y lo derechos laborales especialmente de los trabajadores del sector público desaparecen en el país. (DO/La Nación)