Opinión

Kisa: Vivir en armonía con el medio ambiente

Guayaquileña que práctica el buen vivir mediante el consumo de productos orgánicos, y sobre todo el cuidado y la protección hacia los animales.

GUAYAQUIL. Si bien, fomentar una cultura saludable se está volviendo una tendencia en países de todo el mundo, Ecuador no es la excepción. Aquí, el consumo de productos naturales y sin derivados de animal está ganándose un espacio en el mercado nacional lo que motivo a la guayaquileña Valeria Musello a formar su propia empresa.

Esta joven de 27 años, fundó hace un año y medios Kisa, que significa deshidratado al sol. Co el nombre elegido y que hace relación a una cultura de productos sanos, ‘Vale’ empezó a promocionar su productos por redes sociales. Sus primeros consumidores fueron amigos y familiares. Ella resaltó que el consumo de alimentos sanos, que mediante esta técnica de deshidratación, puedan conservar sus vitaminas y minerales, tornándose lenta su descomposición.

Inicialmente esta emprendedora quería empezar el procedimiento de deshidratación al sol, pero debido al costo de las plataformas solares que tienen un costo de $500 en el mercado nacional, sumado al tiempo para que el producto final esté listo, que sería 5 días, prefirió emplear otro mecanismo, la electricidad.

Valeria compró dos máquinas deshidratadoras, artefactos que tuvieron menor valor que las plataformas solares. Aquí, el manejo de la deshidratación de las frutas y vegetales es por temperatura, logrando el resultado de su trabajo entre 12 o 24 horas, dependiendo del grosor y del agua que contengan los alimentos a utilizar.

Autodidacta 100%, Valeria enfatizó que en la actualidad en Ecuador no existen todavía los lugares adecuados donde brinden charlas o capacitación sobre el cuidado de productos alimenticios, por lo tanto, emplea casi siempre la investigación de mercado que se realice antes de emprender en este tipo de negocio.

La base para la elaboración de los productos Kisa son los ingredientes orgánicos que no contengan ningún tipo de aditamento tóxico como pesticida, plaguicidas, herbicida, fungicidas y más.

Kisa ofrece al mercado, frutas y vegetales deshidratados; polvos orgánicos, crema de vegetales, tomates y más, que son utilizados en infusiones, con chocolate, helados, como condimentos, en pastas, como snacks, rompiendo con esto el esquema que la comida orgánica no puede ser incorporada en platos o postres tradicionales.

Los precios van desde $1,50 en adelante. Todo depende del producto y el tamaño del empaque. Una de sus principales características, dice Valeria, es que desde el envase se fomenta lo orgánico, sea con fundas de papel o los envases de vidrio que son adquiridos desde Quito o en los Estados Unidos.

Los que compran los productos ven ese cambio de alimentación como una forma de tener una vida sana, al principio se torna un poco extraño este tipo de comidas pero con el pasar de los días se van acostumbrando. Hoy en día, Valeria vende cerca de 500 envases al mes, por lo que ve con gran satisfacción los frutos obtenidos con su trabajo.

Kisa realiza envíos a nivel nacional, los pedidos tienen que hacerlos por lo menos con una semana de anticipación.

Musello además manifestó que parte de las ganancias que adquiere mes a mes van a la fundación La “Casa de los Gatos”, lugar donde acogen a muchos felinos que transitan en las calles, esto realiza como parte del compromiso que tiene con el medioambiente.

Como planes a corto plazo está seguir trabajando en su marca, ofreciendo al mercado distintas alternativas de alimentación, además estará presente el 25 de Abril en la feria Bonaterra ubicada en la ciudadela Ceibos en el Colegio Balandra, en donde brindará asesoría sobre el correcto cuidado y conservación de los productos .

Los interesados en conocer más sobre Kisa y de las bondades de su marca, pueden realizarlo a través de sus redes sociales tanto en facebook e instagram como kisa_ec o pueden escribir a su correo electrónico kisa_ec@hotmail.com, y llamar a su celular 0987474921. (AGS/ La Nación)