Realidades

Kim Kardashian, entre lágrimas, habla por primera vez del traumático robo en París

La celebrity habla por primera vez del atraco del que fue víctima en el apartamento alquilado en París y del trauma que le ha generado: «No había forma de escapar»

ESPAÑA. Con lágrimas en el rostro, la voz entrecortada y visiblemente molesta, Kim Kardashian le relató a su familia la situación por la que pasó en el mes de octubre del 2016 cuando unos sujetos la asaltaron durante su estadía en París. Las imágenes forman parte del avance del estreno de la próxima temporada de ‘Keeping Up With the Kardashians’, donde la celebrity hablará por primera vez de su robo en París.

Después de 35 semanas completamente ausente, Kardashian ha regresado por tierra, mar y aire. La celebrity no solamente ha retomado su cuenta de Instagram, que llevaba sin actividad desde que sufrió el secuestro en París que conmocionó a la prensa internacional y que dejó graves secuelas en el clan más famoso de la telerrealidad. Ahora habla de manera pública y sin censura, del duro momento hecha un mar de lágrimas.

El robo supuso un parón en la grabación del reality que le catapultó a la fama, pero una vez la vida vuelve a la normalidad, retoma Las Kardashian para confesar cómo vivió el robo a punto de pistola. El pasado mes de octubre, una banda de hombres enmascarados asaltaron el apartamento de París en el que se alojaba Kim Kardashian en la Semana de la Moda y la amordazaron antes de robarle todas sus joyas.

También habla de los rumores de crisis con su esposo, Kanye West, y de los problemas de salud del rapero y diseñador, al que ingresaron en noviembre en el Centro Médico de la UCLA por falta de sueño y agotamiento, después de que cancelara su gira Saint Pablo.

En la promoción del reality emitida por E!News, la reina de Instagram aparece entre lágrimas relatando a sus hermanas Khloe y Kourtney la horrible vivencia de París: «Pensaba que me iban a disparar por la espalda», cuenta en el avance, donde asegura: «No había forma de escapar. Me afecta mucho pensar en ello».

Al peor momento en la vida de la influencer se le sumó la hospitalización de su marido, Kanye West, por estrés y agotamiento, episodio que también aborda el avance del programa, donde se puede ver la reacción de Kim al recibir la noticia: «No me asustes, por favor, ¿qué ocurre?», dice al teléfono mientras habla con el rapero muy afectada: «Creo que realmente me necesita, tengo que ir a casa», añade. (ABC/LA NACIÓN)