Internacional

Keiko Fujimori promete un «boom» de inversión pública en infraestructura

La líder de Fuerza Popular afirmó que será «muy firme en la lucha contra la corrupción» porque atacó a todos los gobiernos anteriores, incluso al de su padre.

LIMA. La líder del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, hija del expresidente peruano Alberto Fujimori (1990-2000), prometió un «boom» de inversión pública en infraestructura si gana las elecciones presidenciales de 2016.

Fujimori, principal favorita en las encuestas para ganar los próximos comicios, desveló por primera vez sus propuestas de Gobierno durante su exposición en la Conferencia Anual de Ejecutivos (CADE) 2015, que en su última jornada acoge las presentaciones de los cinco principales candidatos presidenciales.

«Lideraremos el ‘boom’ de la inversión pública con un agresivo problema de concesiones y obras públicas. Invertiremos en el plazo más corto los recursos del fondo de reserva fiscal, y recurriremos al crédito externo en la medida que sea necesario», indicó Fujimori.

Aseguró que si gana los comicios promoverá una economía moderna, emprendedora y abierta para impulsar el crecimiento y enfrentar los problemas económicos causados «por las acciones del Gobierno actual y la inacción de los gobiernos previos».

Fujimori consideró que las altas tasas de crecimiento registradas en los gobiernos anteriores son gracias al marco económico planteado en la Constitución de 1993, aprobada durante el Gobierno de su padre.

La líder de Fuerza Popular afirmó que será «muy firme en la lucha contra la corrupción» porque atacó a todos los gobiernos anteriores, incluso al de su padre.

«Nuestro proyecto político sabe mirar a la historia. Tenemos claro los capítulos que se tienen que dejar de lado y no repetir. No encontrarán mezquindad política por nuestra parte. Somos conscientes que hay un largo recorrido por delante y heridas por cerrar. Apostaremos por la reconciliación del país», añadió.

Fujimori reconoció además la importancia del informe final de la Comisión de la Verdad y la Reconciliación (CVR), cuyas conclusiones contemplan la muerte de unas 69.000 personas entre 1980 y 2000, la mayoría a cargo de la organización armada Sendero Luminoso.

«Sin embargo, he resaltado (que) no se les escuchó (a) los miembros de la fuerzas armadas. Hay una deuda pendiente con la Policía y las fuerzas armadas y yo trataré de honrarles», dijo Fujimori.

Señaló que su partido propone «una nueva forma de gobernar, con un gobierno abierto equitativo, planificador y con sentido de urgencia».

«Tendrá implícito el principio de autoridad y la decisión política. No le temblará la mano para enfrentar la delincuencia», agregó.

Fujimori anunció que, si sale elegida, dos tercios de los policías del país se dedicarán a prevenir delitos y modernizará esta fuerza para que todas las comisarías del país estén interconectadas y puedan acelerar la investigación de los delitos.

Keiko, que encabeza las últimas encuestas con un 32 % de la intención de voto, fue la segunda candidata en participar en la CADE tras la intervención en la mañana del expresidente Alejandro Toledo (2001-2006), quien tiene una intención de voto del 3 %.

También intervendrán posteriormente el exministro peruano de Economía, Pedro Pablo Kuczynski, que cuenta con un 9 % de la intención de voto; el empresario César Acuña, exgobernador de la región La Libertad, con un 7 %, y el expresidente Alan García (1985-1990 y 2006-2011), con un 6 %. (Efe/ La Nación)