Deportes

Kaviedes se ‘llevará’ los arcos del Olímpico Atahualpa

Aún no se sabe la fecha de donación y hay algunos detalles que se están estudiando para comenzar con los trabajos en el estadio.

QUITO. El mayor orgullo que le dejó el fútbol a Jaime Iván Kaviedes, fue convertir el gol de la primera clasificación de Ecuador a un Mundial, del cual guarda los más gratos recuerdos de su época de seleccionado.

El máximo goleador de Emelec en 1998, quien fue separado de Liga de Deportiva Universitaria de Portoviejo cuando no cumplió ni dos meses desde que fue contratado por el club manabita, el año pasado, le solicitó al presidente de la Concentración Deportiva de Pichincha (CDP), Aníbal Fuentes, la donación del arco sur del estadio Olímpico Atahualpa, donde marcó el gol del empate contra Uruguay por las eliminatorias al Mundial de Corea-Japón 2002.

Una vez analizada la petición, el directorio resolvió donarle al ‘Nine’ los dos arcos del escenario deportivo. El presidente de dicha institución capitalina, Aníbal Fuentes, resaltó que los arcos serán utilizados en la escuela de fútbol del jugador, que abrirá en Santo Domingo.

“Jaime Iván Kaviedes nos ha pedido que le donemos el arco sur del estadio Atahualpa donde marcó el gol histórico a Uruguay. El directorio una vez conocida la petición de Kaviedes le ha dicho que sí. Él va a abrir una escuela en Santo Domingo”, sostuvo Fuentes.

Con la apertura de una escuela para niños en su ciudad natal, Kaviedes está logrando cumplir uno de sus más grandes sueños. Es un anhelo que tenía desde su retorno al país en 2004 y con la que desea aportar al fútbol nacional como parte de “un agradecimiento”

Con 37 años, el ex seleccionado tricolor que ha militado por 16 clubes, espera colgar los botines definitivamente con Emelec, “siento que pude hacer mucho más futbolísticamente, pero que no es bueno recordar lo que no sucedió”. Además, añadió que volver a Emelec sería uno de sus más grandes sueños, club en el que le gustaría retirarse del fútbol.

“Me tendría que retirar en Emelec. Soy una persona de fe pero no creo que me pasen tantos milagros”, dijo en tono irónico, reconociendo con eso que sus posibilidades de vestir la divisa azul son escasas. (DO/La Nación)