Opinión

JUSTIFICABLE EL OPTIMISMO DE LA PRIMERA DAMA.

Antonio Aguirre Medina/Guayaquil

antonioxaguirre@gmail.com

 

La entrevista a la Primera Dama con NTN24 está bien expresado, pero surge una duda por la ambigüedad de sus comentarios respecto a su esposo cuando pronóstica que “lo ve durar en su puesto diez años más”, pero a la vez dice sentir temor por la seguridad del Primer Mandatario por las dificultades que se le presentan a diario en la guerra interna que con mucha entereza la declaró y la está afrontando como debe de ser.

Su apoyo como esposa debe tener además el respaldo absoluto de la familia íntima y de los allegados cercanos.

La decisión está en marcha y los resultados a la vista. Al Plan Fénix le falta más acción, tanto o más que como actúan los sediciosos y delincuentes; es de suma urgencia una inminente depuración de las Fuerzas Armadas Nacionales y por qué no decirlo, también de la Policía Nacional, incluyendo a los poco eficientes Ministros de Gobierno y Defensa Nacional que en realidad solamente tienen buenas intenciones y pare de contar, puesto que  carecen de estrategias y conocimientos de la controvertida realidad Nacional, convulsionada por un demente diabólico que no se resigna a verse recluido por todas la fechorías cometidas durante la década más corrupta e inmoral de la  convulsionada historia de país que está cansado de tantas promesas incumplidas con una corrupción galopante que todavía no se la combate internamente  con la dureza con la que actúan las fuerzas del mal.