Realidades

Justicia española da plazo de diez días a Isabel Pantoja para ingresar a prisión

La cantante fue condenada a dos años de cárcel por lavado de dinero, tras ayudar al ex alcalde de Marbella a ocultar dinero ilícito cuando eran pareja.

MALAGA.  La Justicia española le asignó a la cantante Isabel Pantoja un plazo de diez días para ingresar en prisión por lavado de dinero, al haber ayudado al ex alcalde de Marbella Julián Muñoz a ocultar dinero ilícito cuando era su pareja.

En un auto, la Audiencia Provincial de Málaga advirtió que si la artista no cumple de forma voluntaria con el plazo establecido se decretará una orden de busca y captura contra ella.

La conocida cantante puede evitar la cárcel si solicita la suspensión de la condena, ya que no tiene antecedentes penales y la pena no supera los dos años de prisión. La última palabra la tendrá, en todo caso, el tribunal sentenciador.

Además, Pantoja deberá pagar una multa de 1,1 millones de euros (casi $1,5 millones) a la que fue condenada por la Audiencia Provincial de Málaga. Si no la solventara, cumpliría en prisión seis meses de arresto.

El Tribunal Supremo de España confirmó en junio la condena de dos años de cárcel contra Isabel Pantoja, tras haber sido juzgada junto a Muñoz, la ex mujer de éste, Maite Zaldívar, y a otros cuatro acusados, en un proceso que despertó gran expectación mediática.

La cantante y Muñoz iniciaron su relación sentimental en 2003, un romance que oficialmente llegó hasta 2009, cuando confirmaron la ruptura después de que el ex alcalde hubiera pasado una temporada en la cárcel.

Muñoz fue detenido en julio de 2006, tras una moción de censura que lo había sacado de la alcaldía de Marbella. Estaba en el centro de la “Operación Malaya”, que destapó la mayor red de corrupción urbanística e institucional en la historia de España y de la que se deriva la causa por la que él y Pantoja fueron juzgados.

La Audiencia Provincial de Málaga consideró probado que durante esa relación “ejecutaron un plan preconcebido para aflorar dinero y ganancias” que el ex alcalde de Marbella obtuvo con sus actividades delictivas. (Emol/La Nación)