Internacional

Justicia boliviana amplía detención preventiva por cuatro meses del líder opositor y gobernador

LA PAZ,  (Xinhua) — El Juez Primero Anticorrupción decidió este miércoles ampliar cuatro meses la detención preventiva del líder opositor y gobernador del departamento boliviano de Santa Cruz (este), Luis Fernando Camacho, por el caso denominado Golpe I, que provocó la renuncia de Evo Morales a la presidencia en octubre de 2019.

El juez Anticorrupción, Helmer Laura, argumentó que se encontraron suficientes elementos para dar curso al pedido de la Fiscalía, el abogado de la denunciante y la Procuraduría General del Estado.

El juez recordó que son cinco nuevos delitos en contra de Camacho, a saber, seducción de tropas, instigación pública a delinquir, uso indebido de bienes y servicios públicos, cohecho activo y asociación delictuosa.

En la audiencia, el juez explicó que estos delitos también pesan sobre Marco Antonio Pumari, ex líder cívico potosino, mano derecha de Camacho.

El líder opositor fue detenido el 28 de diciembre del año pasado en la ciudad de Santa Cruz, uno de los principales líderes que urdió el movimiento político opositor que terminó con el derrocamiento de Evo Morales en octubre de 2019, tras unas elecciones polémicas en medio de denuncias de fraude.

Tras su aprehensión, Camacho fue trasladado al penal de máxima seguridad Chonchocoro, ubicado entre la ciudad de El Alto y el municipio de Viacha, a 36 kilómetros de La Paz.

La fiscal asignada al caso, Yulisa Guzmán, emitió una serie de argumentos para la ampliación de la detención preventiva del gobernador cruceño por cuatro meses.
Además, Guzmán manifestó que la liberación de Camacho podría «obstaculizar la investigación», en vista de que aún falta una serie de declaraciones de 16 investigados en este caso.

La Procuraduría del Estado pidió que se le admitan algunos actos investigativos, entre ellos la triangulación de llamadas de todos los denunciados en este caso, por lo que solicitó que se pida un informe a las telefónicas Viva, Tigo y Entel.

En tanto, el abogado Martín Camacho, defensor del gobernador cruceño, refutó los argumentos de los querellantes, al señalar que su defendido no es «omnipresente» para poder influenciar las declaraciones de investigados que están detenidos en cárceles, o que no están en el país.

El líder opositor participó en la audiencia usando la banda de gobernador y, previo al fallo, se dirigió al juez para decirle que se han cometido varias irregularidades en el proceso en su contra.

Este sábado 30 de abril se cumplirán los primeros cuatro meses de detención preventiva por el caso denominado Golpe I y con esta ampliación se prevé la aprehensión hasta agosto, mientras se sustancia el proceso.

 

 

Xinhua (xinhua-news.com)