Internacional

Juicio por masacre en Embajada de España en Guatemala se reanuda 9 enero 2015

García Arredondo, de 69 años, fue condenado en 2012 a 70 años de cárcel por la desaparición forzada de un universitario.

GUATEMALA. El juicio por la masacre perpetrada en la Embajada de España en Guatemala, el 31 de enero de 1980 con un saldo de 37 muertos, se reanudará el próximo 9 de enero, informó una fuente judicial.

 La Fiscalía guatemalteca informó en un comunicado de que el Tribunal B de Mayor Riesgo que enjuicia al exjefe policial Pedro García Arredondo aceptó que en la audiencia de ese día se presenten nuevas pruebas por el incendio de la misión diplomática.

 El juicio oral y público quedó en suspenso  debido al estado de salud del perito Gilberto Sajché Sosa, quien sufrió un derrame cerebral y quien es el último testigo en el proceso.

 “La Fiscalía había renunciado a presentar a este perito por haber sufrido un derrame cerebral, pero debido a la importancia de este informe se ha buscado a un experto para que analice el reporte”, dijo el Ministerio Público.

 Este informe será presentado en la audiencia programada para el 9 de enero del 2015, precisó.

 La masacre se registró cuando las fuerzas de seguridad del régimen militar del general y presidente en aquel momento, Fernando Romeo Lucas García, asaltaron la Embajada española, después de que fuera ocupada por campesinos guatemaltecos.

 En el asalto murieron quemadas 37 personas, entre ellas el cónsul español Jaime Ruiz del Árbol y sus compatriotas y empleados de la delegación Luis Felipe Sanz y María Teresa Vázquez.

 También fallecieron Vicente Menchú y Francisco Tum, padre y primo, respectivamente, de la premio Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú, quien fue la primera testigo de la Fiscalía en contra del ex jefe policial, que además es querellante en el caso. Por este caso el exjefe del comando 6 de la desaparecida Policía Nacional, Pedro García Arredondo, enfrenta cargos por los delitos de asesinato, asesinato en grado de tentativa y por deberes contra la humanidad. (Efe/ La Nación)