Actualidad

Juicio Fernando Villavicencio: Testigo dio los nombres de los generales que no habrían atendido los requerimientos de seguridad

El jefe de seguridad de Fernando Villavicencio dijo que tenían pocos recursos para proteger al entonces candidato presidencial. De hecho, le entregaron las armas largas que había solicitado, un día después de que Villavicencio fue asesinado. 

«A mi nadie me tomó en serio. Yo solicitaba, suplicaba, pero nadie me hizo caso», dijo Cristian David C., jefe de la cápsula de seguridad de Fernando Villavicencio, al relatar que hizo solicitudes a sus superiores refuerzos para proteger la vida del entonces candidato presidencial.

Cristian David C., es capitán de la Policía y dijo que lleva 17 años preparándose dentro de la Dirección Nacional de Protección. 

En su testimonio, durante el juicio por el asesinato de Fernando Villavicencio, dijo que las unidades de inteligencia no le emitían alertas sobre el riesgo o amenazas contra Villavicencio. «Era yo quien emitía esos reportes», dijo y destacó que realizó un “sinnúmero de requerimientos” a sus superiores para reforzar la protección del también periodista. De hecho, numeró que eran cinco personas quienes conformaban la cápsula de seguridad del candidato presidencial. Además, no contaban con vehículos, equipos de comunicación, equipos tácticos, motos, chalecos, cascos, sin recibir respuesta.

En el interrogatorio le preguntaron al capitán quiénes debían gestionar sus pedidos y él dijo que sus superiores, a lo que le pidieron que los nombre y dijo que se trataba de los tenientes coroneles William Guevara y Santiago Martínez Jácome (directores nacionales de Seguridad y Protección de la Policía).

También nombró a Fausto Salinas, entonces comandante de la PolicíaCésar Zapata, actual Comandante General de la Policía, quien en ese entonces era director de Operaciones; y Manuel Samaniego, exdirector de Inteligencia.

El Capitán de la Policía dijo que tenía una amistad cercana con César Zapata, por lo que – saltándose a sus inmediatos superiores– intentó que él lo ayude a gestionar sus pedidos. Dijo que vía mensaje de texto, le solicitó al general César Zapata que se le asigne un equipo táctico, de inteligencia y para servicios urbanos para que los acompañen a todos los lugares donde vaya Villavicencio, pero no se tramitó.

De hecho, recordó que había pedido le den armas largas y que el 10 de agosto de 2024, un día después de que Villavicencio fue asesinado, le indicaron que fuera a recoger las armas. «Pero no las retiré, ya no las necesitaba», lamentó el jefe de la cápsula de seguridad, quien también relató todo lo que pasó el día del magnicidio. 

DATO:

A las 09:00 de este 2 de julio de 2024 se instaló el cuarto día de juicio, por el asesinato de Fernando Villavicencio.

Fuente:  Diario LA HORA