Opinión

JUICIO AL CUCO

Henry Silva Viteri/Guayaquil.

 

Las cosas en nuestro querido Ecuador andan como se dice vulgarmente “patas arriba”, Yunda ex alcalde de Quito, violando leyes y procedimientos quiere seguir aferrado a su cargo; Freddy Carrión, Defensor del Pueblo preso por abuso sexual despacha desde su celda 5 estrellas, la Prefecta de Pichincha, Paola Pabón con grillete en su tobillo acusada de terrorismo al ayudar a los indígenas que destruyeron Quito; y vemos con asombro que los parásitos del antro (Asamblea) quieren culpar a Fernando Villavicencio que ha denunciado irregularidades de negligencia y tratar de evitar el “juicio” político al ex Contralor encargado Pablo Celi.

Los aborígenes de Pachakutik el día 11 de agosto en el antro se rasgaron las vestiduras, lloraron, acusaron e insultaron a Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización porque según los padrastros de la Patria no envió el informe a tiempo al pleno del antro para dar paso al “juicio” político contra Celi; lo trataron de villano, cobarde, incapaz, mentiroso y demás epítetos propios de gente que va al antro a enriquecerse y hay un cuco que los asusta.

Es en realidad vergonzoso ver como hacen de la nada un escándalo y pierden el tiempo con insultos y gritos destemplados. Se exaltan y protestan por un atraso de un informe, pero cuando la señora Cerda les recomendó que “roben bien” (sic) se quedaron calladitos y alegaron que “sacaron de contexto” lo dicho por la señora Cerda y que ella por ser indígena no habla bien el español.

¿No habla bien el español?, más claro no pudo haberse expresado y cuando se pidió la censura y destitución de la señora Cerda todos los parásitos del antro que son mayoría dijeron ¡NO!, Pachakutik movimiento al que pertenece la señora Cerda solo le llamó la atención y la suspendió 15 días, claro, hay que mantener en el antro a la maestra Cerda para que les enseñe a robar bien.

Y por qué el odio a Villavicencio, porque él tiene información de 15 asambleísta que tienen cuentas pendientes con la justicia entre ellos la presidente del antro la señora Guadalupe Llori que tiene un expediente en la Contraloría. La señora Llori enseguida salió a reclamar diciendo que Villavicencio la ataca porque ella es mujer y acusarla es violencia de género y dijo “¿Por qué tanto odio? ¿Será porque soy mujer amazónica? (sic)… Sra. Llori no llore ni se escude en esa cantaleta, los documentos existen, presente pruebas de descargo.

Se ve claramente que el ataque de los 41 padrastros de la Patria que pidieron la palabra en la sesión del antro el 11 de agosto están asustados porque Villavicencio es el cuco que sabe de pata cojean estos vivarachos parásitos.

El “juicio” político con Celi va porque va, pero están ansiosos de enjuiciar a Villavicencio porque no los va a dejar negociar y amasar fortunas. Pongo “juicio” entre comillas porque no será un juicio sino un dictado de sentencia que los padrastros de la Patria lo vienen repitiendo ¡CULPABLE!

No les importa el juicio de Celi, quieren el juicio de Villavicencio, se equivocaron de juicio, hay que matar al cuco.