Actualidad

Juicio a Carlos Pólit: las revelaciones de la primera semana desempolvaron la corrupción del correato

Cinco testimonios dejaron un destello de revelaciones. La primera semana de juicio contra el ex contralor general del Estado ecuatoriano Carlos Pólit Faggioni, en Miami (Estados Unidos), puso nuevas luces sobre las opacas relaciones que tuvo Odebrecht con altos funcionarios del gobierno de Rafael Correa Delgado.

Del exvicepresidente Jorge Glas Espinel no solo se corroboró que recibió sobornos de la constructora brasileña, por los cuales está sentenciado, sino que apareció un nuevo eslabón de esos pagos: una empresa española. Y del ex secretario jurídico de la Presidencia Alexis Mera Giler se conoció el alias que usó Odebrecht para reconocerlo en su sistema secreto de coimas.

También quedó confirmado que la constructora financió las campañas electorales del antiguo partido del correísmo, Alianza PAIS. Uno de los testigos aceptó que había mentido a la justicia ecuatoriana en el caso Sobornos y reafirmó que entregó un sobre lleno de dinero a Pamela Martínez cuando esta era asesora del presidente Correa.

Y sobre el acusado, Carlos Pólit, aparecieron pruebas que inflaron las supuestas coimas que habría recibido, que mostraron cómo se habrían manejado exorbitantes cantidades de dinero en efectivo y que involucraron a su hijo John Pólit en la presunta trama de corrupción.

El juicio comenzó el pasado lunes. El Departamento de Justicia acusa a Carlos Pólit de presunto lavado de activos relacionado con los sobornos del caso Odebrecht y del caso Seguros Sucre. Son seis cargos penales que suman una condena máxima de 100 años de cárcel.

Esta semana terminaron los testimonios de tres exejecutivos de Odebrecht —José Conceiçao Santos, Geraldo de Souza y Olivio Rodrigues— y del oficial de la Policía ecuatoriana Jaime Vega Castillo, mientras que la declaración del empresario ecuatoriano Mauricio Neme Macchiavello quedó a medias. Aún falta mucha tela que cortar, pues el Departamento de Justicia tiene en lista a catorce testigos más.

Estas fueron las cinco principales revelaciones:

1. Cossmac, un eslabón de los sobornos de Odebrecht a Glas

El registro de una transferencia bancaria reveló que la empresa española Cosmmac Media Mercado S. L. había sido uno de los eslabones en la cadena de sobornos que Odebrecht dirigió a Jorge Glas. El comprobante indicaba que la constructora había enviado $ 240.000 a la española en julio de 2010.

El documento lo expuso la defensa de Pólit durante el testimonio de José Conceiçao. Él reconoció que fue un pago dirigido al exvicepresidente. Hizo notar que el registro del pago llevaba el código “Tío” en honor al tío de Glas, Ricardo Rivera, quien intermediaba los sobornos.

El nombre de esta empresa ya había aparecido en el juicio del caso Odebrecht en Ecuador, solo que en los documentos judiciales se la nombraba simplemente como Cosmac y con una sola eme. Gracias al juicio contra Pólit se pudo saber su identidad verdadera.

Según la sentencia del caso Odebrecht, que condenó a Glas a seis años de cárcel, la constructora canalizó $ 2 millones para el exvicepresidente a través de esa compañía española.

La sentencia señala que Rivera planificó estos sobornos aprovechando que Cosmmac era acreedora de Telconet, del empresario Tomislav Topic, con quien Rivera tenía negocios. Topic devolvió ese dinero al Estado ecuatoriano por un acuerdo con la Fiscalía.

2. ‘Merenda’, el alias de Alexis Mera en el sistema de coimas

El código Merenda apareció en un comprobante de pago expuesto por los ficales estadounidenses. El exejecutivo de Odebrecht Geraldo de Souza, quien se encargaba de llevar el registro de los sobornos repartidos en Ecuador, testificó que se traba del apodo que otorgaron a Alexis Mera.

Ese alias ya apareció en 2017, cuando el Gobierno de Estados Unidos entregó dos discos duros a la Fiscalía ecuatoriana, los cuales contenían información interna de Odebrecht sobre los sobornos repartidos en Ecuador.

En su colaboración con la justicia brasileña, Conceição y su jefe, Luiz Mameri, confesaron en 2016 que los supuestos sobornos dirigidos para Mera alcanzaron los $ 4,8 millones. Ambos también coincidieron en que esos pagos fueron canalizados a través de la empresa Draminston Limited (de Bahamas), del abogado Carlos Pareja Cordero.

Tanto Mera como Pareja Cordero han negado estas acusaciones. La Fiscalía ecuatoriana no los procesó en el caso Odebrecht.

3. Pamela Martínez, el puente entre Odebrecht y Alianza PAIS

Geraldo de Souza también confesó que mintió ante las autoridades judiciales ecuatorianas en 2019, dentro del juicio del caso Sobornos. En esa ocasión testificó que había entregado un sobre a Pamela Martínez cuando esta era asesora del presidente Rafael Correa, pero que no conocía qué contenía. Esta vez afirmó que sí sabía que el sobre estaba lleno de dinero.

El caso Sobornos reveló que varios contratistas del Estado financiaron ilegalmente las campañas electorales de Alianza PAIS, que fue el partido político de Correa.

De Souza afirmó que mintió a las autoridades ecuatorianas, bajo juramento, pues tenía miedo de ser procesado, ya que no tenía un acuerdo de colaboración firmado.

4. Exorbitantes cantidades de dinero en efectivo

Los testimonios del juicio de Pólit revelaron el manejo de grandes cantidades de dinero en efectivo. La mayor transacción fue la supuesta entrega de $ 6 millones, en maletines llenos de dinero, al excontralor para que eliminara multas de Odebrecht relacionadas con la hidroeléctrica San Francisco.

Conceição confesó que llenaba los maletines en la oficina de Odebrecht, en Quito, y que los iba a dejar al Swissotel, ubicado en el edificio de al frente, donde Pólit tenía un departamento. Señaló que hacía tres entregas por mes y que en cada una se transportaban entre $ 170.000 y $ 200.000.

Otra gran transacción en efectivo fue confesada por el empresario Mauricio Neme Macchiavello. Él declaró que recibió un préstamo de $ 400.000 de parte de John Pólit, hijo del excontralor, y que recibió ese monto en una maleta llena de billetes.

Según Neme, recogió el dinero en una residencia de La Puntilla, en Samborondón (Guayas), en una dirección que John Pólit le indicó, pero no contó el dinero ahí, sino en su casa, donde se dio cuenta de que faltaban $ 5.000.

Por último, el oficial de la Policía ecuatoriana Jaime Vega testificó que dirigió el allanamiento al domicilio de Carlos Pólit, ubicado en Guayaquil, en junio de 2017, y que encontró 15.000 euros en efectivo escondidos en un clóset del cuarto principal. Añadió que, en una caja fuerte, hallaron joyas y relojes de lujo, como Rolex y Cartier.

5. Obras de Rafael Correa, el señuelo para atrapar coimas

Conceição y De Souza confesaron que el supuesto soborno de $ 6 millones, entregado en los maletines llenos de efectivo, no fue el único que Odebrecht habría dirigido a Carlos Pólit. Según ellos, las coimas habrían seguido luego, cuando el Gobierno le dio más contratos a la constructora brasileña.

Sin embargo, no coincidieron en los montos. Conceição señaló que las supuestas coimas adicionales llegaron a otros $ 6 millones, remitidos tanto en efectivo como en transferencias. De Souza, en cambio, afirmó que fueron $ 10 millones extras.

Durante el testimonio de este último, los fiscales estadounidenses mostraron dos hojas de cálculo, que habían sido realizadas por De Souza, con los registros de esos supuestos sobornos adicionales. En esos archivos constaba un desglose por obra de los $ 10 millones, así:

  1. Trasvase Daule Vinces: $ 1,7 millones.
  2. Refinería del Pacífico: $ 1,7 millones.
  3. Acueducto La Esperanza: $ 2,9 millones.
  4. Poliducto Pascuales-Cuenca: $ 3,7 millones.

Los abogados de Pólit resaltaron que había inconsistencias entre las dos hojas de cálculo presentadas por los fiscales. El veredicto lo tendrá el jurado. (I)

Fuente:  KCH