Economía

Juez rechaza recusación pedida por Cristina Fernández en caso «dólar futuro»

Tras el dictamen de Bonadio, la decisión final antes de que continúe la causa queda en manos de un tribunal de competencia superior.

BUENOS AIRES.  El juez argentino encargado de la causa por presuntas operaciones irregulares en los contratos de futuros de dólar del Banco Central durante la recta final de la Presidencia de Cristina Fernández (2007-2015) rechazó hoy ser recusado como había solicitado la exmandataria.

En una resolución emitida hoy y difundida por el Centro de Información Judicial (CIJ), el magistrado Claudio Bonadio entiende que no se verifica «en autos el supuesto fáctico que precisamente prevé el ordenamiento ritual como causal de recusación».

El pasado 13 de abril la expresidenta prestó declaración mediante un escrito en el marco de esta causa y el pasado martes remitió una ampliación de su testimonio.

La defensa de Fernández había alegado entre los motivos para la recusación la «enemistad manifiesta» que existe con el juez «desde hace ya un año y medio».

Dicha acusación solo es «fundada» si se exterioriza «en hechos o actos que demuestren con claridad ese estado de ánimo, y como puede advertirse en las notas periodísticas no hay ninguna manifestación de este Juez fuera de lugar, ni siquiera irrespetuosa y mucho menos con contenido de odio o que encierre animadversión hacia la Sra. Cristina Fernández», argumenta el magistrado.

La exmandataria también apoyaba su petición en una «denuncia por mal desempeño y promoción de juicio político formulada por Alejandro Julián Álvarez», secretario de Justicia kirchnerista, en 2015, así como otras demandas contra el magistrado realizadas por otros funcionarios y legisladores.

«Asombran sobremanera al suscripto las razones expresadas por el letrado, que quiero pensar se deben mas a una imperiosa necesidad por buscar motivos -inexistentes para el apartamiento, mas que a un total desconocimiento del régimen procesal penal», afirma Bonadio en su resolución.

Según el juez, dichos motivos han sido alegados «reiteradamente en diversos planteos de éste mismo tenor, en otros expedientes del Juzgado a cargo del suscripto», y no han impedido que Bonadio fuese confirmado para continuar con las mismas responsabilidades.

«Más allá de ello, sabido es que la simple denuncia de un juez ante el Consejo de la Magistratura no puede constituir por sí sola causal de recusación pues, ello implicaría otorgarles a las partes un mecanismo para separar a los jueces naturales de la causa con su sola presentación, aunque carezca de todo fundamento», sostiene el magistrado.

«Sólo resta concluir que las razones expuestas por el letrado no presentan el mínimo sostén jurídico requerido para el apartamiento del Juez natural de la causa y por ello habrán de ser rechazadas», agrega el juez, antes de advertir que la recusación es una «vía de excepción» y que «su abuso compromete seriamente la majestad de la justicia».

Tras el dictamen de Bonadio, la decisión final antes de que continúe la causa queda en manos de un tribunal de competencia superior.

Bonadío investiga la celebración de contratos de futuros de dólar por los que el Banco Central habría pactado vender la divisa estadounidense a un precio que rondaba los 10,65 pesos por unidad, por debajo del precio establecido en la Bolsa de Nueva York que, por ese entonces, se situaba alrededor de los 14 pesos.

Para el juez, de la diferencia entre el precio pactado y el del mercado se desprende que los contratos cerrados mientras el kirchnerismo estaba en el Gobierno ocasionaron luego una pérdida millonaria al Banco Central.

Sin embargo, el entonces titular de la entidad monetaria, Alejandro Vanoli, y el exministro de Economía de Fernández Axel Kicillof han responsabilizado al macrismo por las pérdidas en el Central, que según el kirchnerismo fueron resultado de la devaluación de diciembre pasado.

Es así que un fiscal pidió ayer a la Justicia que se impulse la investigación de una denuncia presentada por diputados kirchneristas contra el actual presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, por la ejecución de contratos de venta de futuros de dólar, y también contra Bonadio por presunta prevaricación. (EFE/La Nación)