Opinión

JUEGAN CON EL DESTINO DE LA PATRIA…

Por: Mario Ponce Lavalle – Quito

La lógica y el sentimiento patriótico que ha levantado la excelente actuación de nuestra Selección Nacional de Fútbol en las lejanas tierras del golfo Pérsico, han “tapado” en cierta medida, la difusión de un nuevo sainete vil, al que la Asamblea Legislativa nos tiene ya acostumbrados.

Este nuevo episodio, ejemplo de la mediocridad rampante, y ausencia total de valores patrióticos y procederes éticos (calificación que distingue a este inoperante Legislativo) toca ya límites de desprecio y ausencia total de responsabilidad ante el destino de la Nación; algo inaceptable en quienes se llenan la boca autoproclamándose de ser: “el primer poder del Estado”.

Como es conocido por todos, la mediocre y perversa Constitución que actualmente nos rige, “se inventó” que los Poderes del Estado, no son solo, aquellos tres que toda Constitución tradicional y coherente tiene: Ejecutivo, Legislativo y Judicial; aquí -los escribanos comunistas españoles, que “nos dieron redactando” ese mamotreto luego aprobado por el correismo- añadió el “Poder Electoral” y el “Poder de Transparencia y Control Social”, a la lista de Poderes del Estado; siendo esta última, la actual manzana de la discordia, dentro del sainete democrático que nos ocupa.

Las funciones y atribuciones que la perversa Constitución de Montecristi, otorgó a este “nuevo Poder”, son mayúsculas y gravitantes para el destino del País, pues es quien, nómina y designa a TODOS LAS AUTORIDADES DE CONTROL DEL ESTADO, y supone que: sean los más doctos y más probos ecuatorianos quienes lo integren…para lograr el cometido de su función.

¿Cuál ha sido y es la REALIDAD en este aspecto? Que el denominado Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), ha estado integrado por ciudadanos cualquiera, desconocidos en el ámbito nacional, y propensos a ser títeres a sueldo, de caciques de la política nacional… Y eso, es lo que hoy ha desatado una lucha intestina por cooptar esos puestos, para dar un “aroma de legitimidad” al real y perverso fin: nominar autoridades de control ad-hoc, para lograr impunidad sobre actos ilícitos que están siendo juzgados y/o sobre otros actos, que pudieran producirse en el futuro…!

¡Así de simple y así de crudo…!

Con vergüenza vemos, que el presidente del Legislativo, señor Saquicela -el de la doble faz- lejos de infundir grandeza y respeto por el colectivo que preside, se presta a ser ficha útil de este vergonzoso proceder… ¿será tal vez, porque el mismo, es producto de una componenda de estas, cuando dio el zarpazo a la Sra. Llori?

Y es así, como se produce la destitución de cuatro vocales del CPCCS, apelando a un Juicio Político, proceso que incumple la etapa de sustanciación del juicio, lo cual es apelado por los destituidos, y luego acogido por un Juez que les otorga Amparo Constitucional y los reintegra a su cargo… ante lo cual, Saquicela -el de la doble faz- se rebela y anuncia QUE NO ACATARÁ LA ORDEN DEL JUEZ… (¿acaso cree Saquicela -el de la doble faz- que está en una Asamblea de la FEUE?)

¿Quién es Saquicela -el de la doble faz- para desconocer el dictamen de un Juez, se pregunta Juan Pueblo?… y no hay respuesta, por supuesto, pues si el presidente del Legislativo desconoce a un representante de la Ley…! ¡Entonces estamos listos! ¿No?! ¡Viva la Ley de la selva…!

En medio de este despelote, amortiguado por las hazañas de nuestra maravillosa TRI, aparece como “fichita comprada” un sujeto de apellido Chugchilán… curiosamente apadrinado por el PSC, que ha sido un prontuariado y por tanto vive fugado -como otros- fuera del país, y renuncia por email… lo cual incita a Saquicela -el de la doble faz- a posesionar “a como dé lugar” a los reemplazos espúreos, que NO ACUDEN a posesionarse, y a “tira y más tira” logra posesionar a un suplente del suplente del suplente… a un cargo, donde debería estar el más probo, de los probos entre los probos…!

¡Así no más, se juega con el destino del país…! Y así no más, se conduce a la Nación, ¡hacia Chugchilán!… lugar inhóspito en las estribaciones del monte Corazón, que quedó en mi memoria de niño, donde se estrelló un avión Fairchild de AREA, hace más de 60 años, no habiendo quedado, nada de nada…!

¡Vamos Saquicela -el de la doble faz- que vas muy bien…! tú puedes lograrlo, que vas directo hacia Chugchilán…!