Economía

Jóvenes estudiantes de cinco países aspiran a ser el empresario número uno

Con la frase “Wanna be the boss?”(¿Quiéres ser el jefe?) el sitio web de Young Business Talents promociona el concurso que arranca este 2015 en su tercera edición.

MÉXICO. Jóvenes que cursan bachillerato y estudios preuniversitarios en España, Italia, Portugal, Grecia y México compiten para ser los mejores empresarios gracias a un concurso con el que estudiantes y profesores experimentan con un simulador cómo es dirigir una empresa durante seis meses.

“Cuando los jóvenes interactúan con el simulador toman decisiones, analizan, ejecutan, planifican. Se reproduce exactamente el ciclo de gestión de una empresa”, afirmó hoy en entrevista con Efe, Mario Martínez, director de Praxis MMT, empresa creadora del simulador e ideólogo de la iniciativa Young Business Talents.

Con la frase “Wanna be the boss?”(¿Quiéres ser el jefe?) el sitio web de Young Business Talents promociona el concurso que arranca este 2015 en su tercera edición con este formato y cuyo plazo de inscripción de equipos está abierta hasta el próximo 31 de octubre.

La organización desarrolla la competencia de forma simultánea en los cuatros países europeos y el latinoamericano y espera en esta edición superar los 20.000 participantes.

A través del acceso al simulador, incorporado de forma gratuita, los jóvenes pueden preparar mejor su futuro académico, accediendo a un laboratorio experimental donde practican sin riesgo la economía y gestión integral de empresas en todas las áreas estratégicas de decisión: Finanzas, Recursos Humanos, Producción y Marketing.

Martínez apunta que “el concurso es secundario” y si adquirió esa forma fue “para que tuviera un carácter lúdico, de competencia sana, de asimilarlo al mundo deportivo”.

En el ámbito educativo, las simulaciones empresariales se utilizan en programas de licenciatura, postgrado y en selección y entrenamiento de ejecutivos.

Grandes empresas multinacionales y las universidades más importantes del mundo las usan para entrenar a los futuros directivos. Sin embargo, rara vez los jóvenes preuniversitarios tienen esta oportunidad.

“Con experiencias como esta, ellos pueden ver que el horizonte de posibilidades es mucho más amplio del que les podemos comunicar en la clase”, dijo un profesor participante en la edición 2014 celebrada en España.

Por su parte, una profesora mexicana, que llevó a sus alumnos a esa segunda edición, comentó que esta competencia es una buena plataforma para que los alumnos sepan lo que es la vida real en el mundo de los negocios.

Gracias a esta iniciativa, la organización ha realizado una investigación social con jóvenes preuniversitarios que reflejó que de los cinco países donde se promueve el concurso, son los mexicanos los que tienen mayor espíritu emprendedor.

El 58,5%, prefiere desempeñar su vida profesional trabajando por cuenta propia, frente al 23,9 % que prefiere trabajar para la empresa privada y el 17,6 % que prefiere ser funcionario público.

En cuanto a trabajar por cuenta propia, los italianos ocupan el segundo puesto con un 56 %, le siguen los griegos, los portugueses y por último los españoles, que son los jóvenes menos interesados en iniciar una empresa propia.

De los países comparados, son los españoles los que optan más por convertirse en funcionarios públicos (32 %), seguidos por los mexicanos, después los italianos (17 %), griegos (13 %) y en último lugar los portugueses, con un 11 %.

Para realizar el estudio se consideró una muestra de 1.804 individuos que se estudió durante los meses de septiembre y octubre de 2014.

“Si hay un chico que tiene 15 o 16 años y gracias a esta experiencia puede mejorar su currículum, sus capacidades, encuentra una forma de ver el mundo de manera constructiva, creo que los padres estarán encantados”, dice el director de Praxis.

El desarrollo de la competencia se llevará a cabo del 9 de noviembre de 2015 al 22 de abril de 2016, con fases sucesivas en las que los participantes van obteniendo una puntuación según el éxito que hayan conseguido para sus compañías virtuales.

Cada empresa tendrá que tomar más de cien decisiones en cada plan que haga, once en total, y al igual que en la realidad, los participantes competirán entre sí y no contra el simulador.

Los estudiantes cuyas empresas resulten las mejores recibirán un premio al final del proceso. También se galardonará a profesores y centros docentes participantes.

Existe la intención de ampliar el área de influencia de la competencia en la próxima edición, ya que en el 2016 podrían sumarse Estados Unidos y posiblemente Francia. (EFE/La Nación)