Internacional

Jóvenes del Caribe se benefician en Cuba de programa de formación cultural de Unesco

 

Un grupo de 24 jóvenes de siete países del Caribe se benefician en la Escuela Internacional de Cine y Televisión (EICTV) de Cuba del programa de formación Transcultura de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

En la EICTV, ubicada en la occidental provincia de Artemisa, a unos 40 kilómetros al este de La Habana, los jóvenes reciben hasta el 28 de junio los talleres de sonido «Iniciación a la mezcla sonora cinematográfica en los formatos estereofónicos y multicanal» y «Diseño de banda sonora. Grabación musical multicanal».

Anne Lemaistre, directora regional de la oficina de la Unesco en La Habana:

«Hemos podido renovar el equipamiento de las tablas, las mesas de sonido, un equipamiento de una suma de 650.000 dólares, que es algo que realmente nos ayuda a renovar los estudios de sonido, y eso nos da mucho gusto de saber que todos estos jóvenes se benefician de este nuevo equipamiento».

Recordó además que, desde su comienzo en el año 2020, Transcultura ha capacitado a más de 1.200 jóvenes de entre 18 y 35 años de edad, de las 17 naciones del Caribe, y la mayoría de sus cursos de emprendimiento e industrias culturales y creativas se imparten en Cuba, gracias a la colaboración con instituciones de la isla caribeña, entre ellas la EICTV.

Freddy Jiménez, un joven cineasta de República Dominicana y uno de los beneficiados con la beca, comentó que ser parte del programa es una gran experiencia para él.

 Freddy Jiménez, beneficiario de la beca:

«Apenas llevamos unos cuantos días y ya yo estoy con la emoción de que la semana que viene vamos a grabar un disco musical con una banda de jazz latino y realmente es enriquecedor, eso para mí, a la par que también a nivel de dirección de cine, enriquece muchísimo porque me permite conocer cosas técnicas y muy específicas en la postproducción de sonido que a la hora de yo dirigir o crear mis piezas audiovisuales, pueda comunicarme de la mejor manera con mis productoras de sonido en ese sentido».

El joven, de 24 años, dijo sentirse muy feliz de haber sido seleccionado para venir a Cuba a capacitarse como parte del programa Transcultura y por la oportunidad de trabajar durante su beca con profesores y artistas cubanos de prestigio internacional.

La remodelación incluyó la compra de mesas de grabación y de mezcla, equipamiento de postproducción, computadoras, insumos informáticos y software.

Con información de la oficina en La Habana, Cuba. Noticias Xinhua.