Actualidad

José Conceiçao Santos confesó que llevaba maletines llenos de dinero para Carlos Pólit, durante su testimonio en EE. UU.

El mecanismo representaba muchos riesgos: desde mover millones de dólares en cuentas offshore hasta llevar maletines llenos de dinero por una calle céntrica de Quito.

El exejecutivo de Odebrecht José Conceiçao Santos dio lujo de detalles la tarde de este 9 de abril, durante su testimonio en el juicio contra el excontralor Carlos Pólit Faggioni, que se lleva a cabo en la Corte del Distrito Sur de Florida.

El brasileño contó al jurado los vericuetos que Odebrecht armó para entregar $ 6 millones en efectivo al excontralor, como presunto soborno para eliminar una multa que pesaba sobre la constructora brasileña por la construcción de la hidroeléctrica San Francisco. Fue una de varias coimas que se entregó a Pólit, afirmó Conceiçao.

Contó que conoció a Pólit en febrero de 2010, cuando este lo citó a una reunión en un departamento de su propiedad en el Swissotel, en el centro norte de Quito. En esa época, la constructora allanaba su retorno a Ecuador, pues el entonces presidente Rafael Correa Delgado la había expulsado del país en 2008 por los problemas en el proyecto San Francisco.

Según el brasileño, el contralor le dijo que conocía sobre los diálogos que mantenía con el gobierno y, de paso, le comentó que la Contraloría tenía glosas pendientes en contra de la constructora por los problemas técnicos en San Francisco, un problema que él podría solucionar.

Tres o cuatro meses después, hubo otra reunión con Pólit, testificó Conceiçao. Fue a puertas de llegar a un acuerdo con el gobierno, el cual se concretó en julio de 2010. El encuentro se dio en el mismo departamento y, según el testigo, Pólit le dijo que requería el soborno de $ 6 millones para eliminar las multas.

Conceiçao afirmó que accedió a dar ese pago, pues conocía que Odebrecht tenía una oficina para financiar este tipo de situaciones, a la cual llamaban Departamento de Operaciones Estructuradas. Por esa razón, añadió, le pidió una cuenta bancaria a Pólit para transferir el dinero, pero este le exigió en efectivo por seguridad.

Frente a ello, Conceiçao manifestó que diseñaron un plan para conseguir el efectivo. En ese entonces, Odebrecth tenía como subcontratista de sus obras a la constructora ecuatoriana Diacelec. El brasileño contó que hicieron transferencias a una cuenta offshore de esta empresa y luego esta les devolvía el monto en efectivo en Ecuador.

Detalló que el dinero llegaba a las oficinas de Odebrecht, situadas en el edificio World Trade Center, al frente del Swissotel. Contó que, cada vez que recibían el efectivo, él y otro ejecutivo de la compañía, Geraldo de Souza, empacaban los billetes en una maleta, bajaban con ella, cruzaban la calle y la dejaban en el hotel, en el departamento de Pólit.

Según Conceiçao, se hicieron entregas de entre $ 170.000 y $ 200.000, unas tres veces por mes, desde junio de 2010 y diciembre de 2011. Antes de cada entrega, Pólit les avisaba la hora en que estaría en el departamento, precisó Conceiçao.

Dijo que una vez vio que Pólit guardaba los billetes en el armario y que en otra ocasión le preguntó cómo hacía para desaparecer tanto dinero, a lo que el excontralor contestó que un hijo suyo tenía contactos con bancos y con personas que se encargaban de ese asunto.

El brasileño manifestó también que De Souza era el encargado de llevar la cuenta de los sobornos, para lo cual realizó una hoja de cálculo en su computadora. En esos registros, precisó, no se usaba el nombre de Pólit por motivos de seguridad, sino el sobrenombre de “Miami”. Contó que él y De Souza escogieron ese alias porque el excontralor visitaba mucho esa ciudad.

Los fiscales estadounidenses le pidieron a Conceiçao varios documentos que fueron expuesto en la sala correspondientes a resoluciones de la Contraloría General del Estado de Ecuador. El brasileño los reconoció como dictámenes que dieron paso a la eliminación de las multas de Odebrecht y precisó que los papeles llevaban la firma de Pólit porque él siempre le había advertido que él no suscribía ese tipo de documentos por seguridad.

Este fue solo uno de los pagos que, según Conceiçao, se hicieron a favor de Pólit. Señaló que los sobornos se entregaron hasta 2015. El testimonio del brasileño fue interrumpido a las 16:00 y continuará mañana. El siguiente testigo en la lista es Geraldo de Souza.

La acusación del Departamento de Justicia

La acusación del Departamento de Justicia sostiene que Conceiçao habría pagado alrededor de $ 8 millones en efectivo a Pólit entre 2010 y 2014, y que Odebrecht le habría transferido $ 3 millones adicionales a las cuentas de tres empresas intermediarias, cuyos números habrían sido entregados por el hijo del excontralor, John Pólit.

También se lo acusa por otro soborno de alrededor de $ 500.000 ligado a un contrato de Seguros Sucre.

John Pólit es señalado en la acusación como presunto conspirador de su padre. Sin embargo, no es acusado dentro de la causa.

La acusación contempla seis cargos penales: uno por lavado de activos, tres por encubrimiento de lavado de activos y dos por participar en transacciones de bienes derivados de actividades delictivas. Las penas de estos cargos, sumanas, llegan a los 100 años de cárcel.

Fuente:  KCH