Actualidad

Jorge Glas se mantiene en huelga de hambre: ¿cuánto tiempo puede resistir una persona sin comer?

El exvicrepresidente Jorge Glas continúa en huelga de hambre. Según su defensa legal, solo toma agua, aunque reconocen que su salud se ha debilitado por otras enfermedades. ¿Cuánto resiste un ser humano sin ingerir alimentos?

Este 3 de junio de 2024, Jorge Glas cumple 55 días en huelga de hambre. Vinicio Tapia, abogado defensor del exvicepresidente, comenta que Glas – quien cumple prisión preventiva en La Roca – solo ingiere agua.

Al ser consultado sobre si Glas ha accedido a sueros y otros suplementos que reemplacen la comida, Tapia dice que no, y que tampoco ha vuelto a salir de la cárcel a un hospital, como ocurrió el 8 de abril de 2024.

Enfermedades de Jorge Glas

Tapia refiere que Glas padece espondilitis anquilosante, una enfermedad que provoca debilitamiento y dolor, por lo que requiere de un tratamiento inyectable que no debe interrumpirse, afirmando que hace poco Glas accedió a la medicina.

“Estuvo un mes sin suministrarse las inyecciones”, dijo Tapia.

Además, detalla que Glas tiene una lesión en la médula espinal,que “provoca dolores más severos. Por esta lesión en la médula él (Glas) fue operado en 2022”.

La defensa legal del exvicepresidente solicitó al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), el ingreso de un colchón ortopédico, pero no han recibido respuesta.

“Qué daño les puede hacer que se ingrese un colchón ortopédico”, cuestiona Tapia.

La celda de Glas tiene un colchón sobre una base de cemento y un inodoro. Además, las reglas de la cárcel  La Roca son más estrictas. Los presos (al ser considerados de alta peligrosidad) pasan 23 horas dentro de las celdas y tienen una hora libre para caminar en el patio. Aunque Tapia dice que Glas solo cuenta con 30 minutos fuera de su celda.

LA HORA consultó al SNAI sobre el estado de salud de Glas y si ha recibido visitas médicas, pero hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.

¿Cuántos días puede pasar una persona sin comer?

Ana María Espín, médico internista, indica que el cuerpo humano resiste, sin ingerir alimentos, más de lo que se cree.

Mientras la persona esté bebiendo agua, puede no comer entre 60 y 80 días consecutivos; pero si una persona no come y tampoco toma agua, “las consecuencias empiezan a los cuatro días”, dice Espín.

Pero el hecho de mantenerse en pie no quiere decir que la persona esté bien, pues la comida brinda al organismo nutrientes necesarios para la vida y sustancias que influyen en la actividad mental y física (energía).

El grado de afecciones dependerán de la condición de salud de cada persona, así como de su peso.

El nutricionista Juan Revenga, indica que hay casos documentados de muerte por inanición tras una huelga de hambre:

  1. Meyers AW, en 1917 documentó el caso de un hombre que perdió el 40% de su peso corporal inicial (75 kg) y murió tras 63 días de rechazar la alimentación. Su peso al morir fue de tan sólo 36,4 kg.
  2. Elia M., en 1991 publicó un artículo sobre el fallecimiento de prisioneros de Irlanda del Norte en 1981, en un lapso de tiempo de entre 57 y 73 días en huelga de hambre.

Afectaciones de una huelga de hambre por fases

En las primeras horas de una huelga de hambre (24 y 48 horas), el organismo consume las reservas de glucógeno de los músculos y en el hígado. Esto disminuye de forma drástica el índice glucémico, es decir la glucosa en la sangre.

Desde el día tres, el cuerpo consume la energía de los ácidos grasos, que se almacenan en el tejido adiposo.

Desde el día 15, nuestro organismo comienza a utilizar como fuente de energía la masa muscular esquelética y poco a poco cada órgano se va debilitando.

Una persona que no coma puede morir por un fallo cardíaco, renal o una falta de riego en el cerebro.

Tapia indica que Glas no dará marcha atrás a la huelga de hambre que mantiene, desde que fue llevado a La Roca tras el ingreso de policías de Ecuador a la Embajada de México en Quito.

“Él (Jorge Glas) dice que no va a detenerse, él va a continuar con su medida (…). Anímicamente está golpeado, pero su fortaleza son sus hijos. Algo que detecté es que se apretaba mucho el abdomen”, describe Tapia, quien ha tenido reuniones con el exvicepresidente recluido. (AVV)

“Agua es lo único que ingiere (Jorge Glas)”.

Vinicio Tapia, abogado de Jorge Glas

Por:  Diario LA HORA /Foto Archivo