Actualidad

Jorge Glas: «Mándenme a matar, no sean tan descarados»

Jorge Glas habló durante su audiencia de habeas corpus, recurso con el que busca salir de la cárcel La Roca. Dijo que su detención es una jugada política.

Más de una vez, Jorge Glas dijo que su detención dentro de la Embajada de México fue una jugada de sus adversarios políticos. El exvicepresidente hizo su pronunciamiento este 11 de abril de 2024, durante la audiencia de habeas corpus, recurso con el que busca salir de la cárcel La Roca, en la que se encuentra desde el 6 de abril de 2024.

Durante su intervención en la audiencia, Glas tachó de descarados a quienes están detrás de su detención y dijo: “Por último mándenme a matar, busquen otra forma. No sean tan descarados”.

Por su parte, la defensa del exvicepresidente pidió que Glas regrese a la Embajada de México, como medida de reparación a la detención que ha sido rechazada por distintos países, que han calificado a lo hecho por Ecuador, como un acto antidemócratico.

Mientras se realiza la audiencia, en los exteriores de la Corte Nacional de Justicia, norte de Quito, hay un plantón en apoyo al Glas.

Denuncia de tortura policial 

En su intervención, Glas contó cómo fue su detención en la Embajada de México y denunció ser víctima de tortura policial. Dijo que estaba hablando por teléfono cuando escuchó gritos. «Yo abro la puerta, me ponen las linternas en la cara (…) comienzan a gritar y yo dije déjenme vestirme, porque estaba en pijama».

Glas dijo que los policías que lo capturaron dentro de la Embajada de México le dislocaron los pulgares «como método de tortura» y que luego los colocaron en su lugar.

También dijo que mientras lo torturaban, una mujer hacía un video en vivo que «quizás» era transmitido al presidente Daniel Noboa o el Comandante de la Policía, César Zapata.

«Me golpeé la cabeza en la pared y se me tiran encima, me patean las costillas y uno de estos tipos, enmascarados de negro, luego me dijo que era del GIR, me dijo para que te acuerdes de mí y me dislocó el pulgar izquierdo», dijo, por videollamada Glas. El exvicepresidente se definió como una persona decente. (AVV)

Fuente:  Diario la HORA