Realidades

Jolie narra una historia de redención en su nueva película

La actriz dirige su segunda cinta, ‘Unbroken’, sobre la vida de Louis Samperini, atleta olímpico

COLOMBIA. Días antes del estreno en Estados Unidos de Inquebrantable (Unbroken), su película, Angelina Jolie no se atrevía a mirar el calendario para no exacerbar los nervios que tenía al saber que su segundo trabajo como directora sería exhibido por primera vez en público. Desafortunadamente, Inquebrantable debutaba en la cartelera el día de Navidad, así que fue imposible escapar al estrés. “Me pone nerviosa que la gente la vea, no porque tenga miedo a ser juzgada como directora, sino porque es el legado de mi amigo y no quiero fallarle…”.

El amigo de quien habla Jolie es Louis ‘Loui’ Zamperini, atleta olímpico y héroe de guerra italoestadounidense, quien sobrevivió 47 días en altamar luego de un accidente aéreo durante la Segunda Guerra Mundial, para luego pasar años en campos de prisioneros japoneses donde fue sometido a torturas inimaginables.

Su historia de increíble resistencia física y emocional es el eje del libro Invencible, de Laura Hillenbrand, sobre el que se basa la película, que en Colombia se estrena este jueves. Jolie, una celebridad del mundo, tenía poco de qué preocuparse: pese a una recepción mixta entre los críticos, la cinta ha sido acogida por la audiencia y ha acumulado unos 161 millones de dólares en la taquilla global.

A mediados de diciembre, la actriz de 39 años viajó a Nueva York para hablar con los medios sobre su segundo esfuerzo como directora. Zamperini, con quien Jolie estableció un lazo muy estrecho, no alcanzó a ver la cinta terminada (falleció en julio del año pasado), pero sí conoció al actor que lo interpretaría, el británico Jack O’Connell, de 24 años, a quien le dio su sello de aprobación.

Para Jolie, la experiencia fue iluminadora. “Hay tanto sufrimiento en el mundo que sentí que necesitábamos una historia como esta, que nos pueda inspirar, que nos muestre algo extraordinario y que nos haga sentir positivos sobre la vida”.

Esta es una película con un tema muy duro de abordar (la tortura en tiempos de guerra)…

Sí, fue una película difícil. Fui a una reunión general (con Universal Pictures) y decidí hablar un poco sobre Unbroken porque era un tema que me fascinaba, pero en ningún momento pensé que iba a conseguir el trabajo (de directora). Nunca hubiera asumido que iba a abordar algo de esta magnitud… Fue muy desafiante. (Lea: Angelina Jolie sufre un leve accidente de tráfico Los Ángeles)

¿Qué la fascinó de esta historia?

La veo como una historia muy universal sobre el espíritu humano y la capacidad para superar obstáculos y vencer retos. A través de Loui quería entender cómo pudo pasar por todas estas terribles experiencias en la vida y salir como una persona más amorosa, más abierta, más indulgente…

Loui resultó ser su vecino en Los Ángeles. ¿Cómo fue ese primer encuentro?

No crecí con mis abuelos, así que nunca tuve esas relaciones ni fui muy cercana a mi padre. Cuando entré a la casa de Loui, a una sala llena de luz, pensé “esto es lo que se debe sentir cuando uno tiene un abuelo, que te va a dar la bienvenida y te va a decir que todo está bien”… Loui fue muy cálido y amoroso, lleno de sabiduría y muy divertido. No sé si he conocido a alguien que me haya hecho reír más que él. Esta película refleja su fortaleza interna. De alguna forma usted también es una sobreviviente.
Gracias. Trato de ser una mejor persona cada día y me encantaría ser un poco más como Loui.

Ha dicho que ‘Inquebrantable’ era una historia necesaria en lo personal. ¿Por qué?

Me ayudó a restaurar la esperanza después de haber visto las cifras en alza de los conflictos que aún siguen dándose en el mundo. En los campos de refugiados, el tiempo de estadía promedio es de 17 años, y cada vez más gente cruza la frontera. Uno se pregunta: ¿cuál es el estado de la condición humana?, y ¿cómo vamos a superar este momento en la historia? Luego, uno lee sobre Loui y piensa que en esa época se debió sentir lo mismo. Aun así, pudo superar eso.

¿Haber estado en zonas de guerra como embajadora de la ONU la hizo conectarse con el tema?

He pasado décadas con la ONU trabajando con personas afectadas por la guerra, con sus víctimas. Soy muy sensible, pero en realidad nunca me detuve a pensarlo de esa manera. Claro, la guerra saca a relucir lo peor y lo mejor de la gente, es polarizante, pero simplemente es la naturaleza humana.

¿Qué le llama la atención de dirigir?

Uno pasa años con un proyecto y es una excusa para estudiar y revisitar una parte particular de la vida y la humanidad… En este caso aprendí mucho sobre historia y la condición humana. Es una gran responsabilidad y me gusta tenerla.

¿Siente que existe discriminación en Hollywood con las mujeres directoras?

Espero que con el tiempo esa pregunta se vuelva irrelevante. Hay tantas mujeres haciendo cosas, siento que hay más directoras trabajando. Me sorprendió el porcentaje tan bajo de mujeres dirigiendo; la verdad no lo sabía (7 por ciento en 2014, según el Centro para el Estudio de las Mujeres en la Televisión y el Cine). Espero que no permanezca así. (El Tiempo/La Nación)