Opinión

Johannasstyle: Accesorios divertidos para las ‘princesas’

Su amor por los niños, el talento que lleva en sus venas, y muchos elementos reciclables son el complemento perfecto para crear obras de artes exclusivas para las más pequeñas de casa.

GUAYAQUIL. Gracias al don de la creatividad que posee la guayaquileña Johanna Vera, quien se planteó hace siete años como objetivo primordial la estabilización económica, trabajar en algo del cual es muy hábil, la creación de accesorios, moños, diademas, lazos con estilos exclusivos, elegantes, sofisticados, hechos a mano con la finalidad de brindar estilo, delicadeza, y armonía a las niñas.

Su talento lo perfeccionó estudiando hace más de 5 años, en el Instituto de Modas de Cali Colombia, lugar donde adquirió una vasta experiencia y manejo de los apliques ideales para el diseño de accesorios infantil.

Con esa consigna creó la marca Johannasstyle, nombre que encierra el estilo y toques exclusivos que quiere imponer en cada creación. Vera, empezó en su casa promocionando sus creaciones a familiares, y algunas amigas, siempre contando con el apoyo de su familia y entre ellos a su mejor modelo para exponer sus diseños su hija Dayanna Mosquera de 14 años.

Para empezar con este negocio, Johanna de 39 años fue incorporando en su taller ubicado en el sur de la ciudad, algunas máquinas de coser, diversos hilos, agujas, nylos, cintas, además las telas son importadas de los Estados Unidos.

Johannasstyle ofrece al mercado productos que son: moños, cintillos, vinchas, diademas, prendedores, todas elaboradas a mano, de manera exclusiva, con estilos diferentes para cada personalidad. Sus precios varían dependiendo del producto desde $4,50 hasta $12.

Los interesados en adquirir diferentes accesorios para niñas los interesados pueden realizarlos a través de las redes sociales en Facebook: Johannasstyle; y en Instagram: @sstylejohanna, además pueden llamar a su teléfono 0980735774.

El proceso de fabricación del producto va dirigido a cada tipo de niña, esto lo hizo posible gracias a un arduo estudio de mercado en donde encontró que a pesar de la corta edad de sus clientas, cada una de ellas encierra un mundo y requerimiento distinto, producto de cada personalidad. Hoy en día Vera, se encuentra emprendiendo también en los accesorios para jóvenes desde los 15 a 20 años, contando con el toque original que se ha convertido en marca perfecta.

“Para empezar en un trabajo siempre hay que confiar en la idea, tener la convicción de salir adelante sin importar los obstáculos”, palabras fundamentales que emplea a diario Johanna para ejercer cada proyecto que se propone en la vida, reconociendo que no ha sido fácil iniciarse en este camino del diseño de accesorios para niñas, pero gracias al esfuerzo y dedicación se ha mantenido a lo largo de estos siete años.

Entre sus planes están hacer dar a conocer aún más la marca, no descarta la posibilidad de un desfile de modas infantil, y contar con un espacio específico en centro comercial de la ciudad. (AGS / La Nación)