Actualidad

Johanna Verdesoto, la consejera electa más joven, plantea un golpe de timón en el Cpccs

Johanna Ivonne Verdezoto del Salto es la consejera principal, representante de la lista de pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianos o montubios y de ecuatorianos en el exterior. Ella y los demás seis consejeros electos para el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) recibieron sus credenciales este 24 de abril del 2023.

Con ese documento, los siete quedan acreditados como autoridades electas. El 14 de mayo serán posesionados para iniciar su gestión.

«Verdezoto, con 31 años, es la consejera más joven de este proceso electoral» se destacó durante la presentación en el evento de entrega de acreditaciones. Verdezoto es oriunda de Montalvo, en la provincia de Los Ríos y tiene un hijo.

Es abogada de los Tribunales por la Universidad Regional Autónoma de los Andes. Su título se registró en noviembre del 2017. También es magíster en Derecho Penal por la Universidad Particular de Especialidades Espíritu Santo, ese título fue registrado en septiembre del 2022, según datos de la Secretaría de Educación Superior.

Como parte de su trayectoria, desempeñó funciones en la Defensoría Pública, en el Consejo de la Judicatura, en la Procuraduría General del Estado y también fue delegada provincial de Los Ríos en la Defensoría del Pueblo de Colombia.

«Vengo desde el corazón de las comunidades de Los Ríos y Bolívar. Vengo de una vida normal, cotidiana, enriquecida por las enseñanzas de mis padres y abuelos. Vengo de escuchar el dolor y la esperanza de los migrantes compatriotas.

Vengo a ser la portavoz de una inmensa mayoría que tiene mucho que decir y aportar», expresó en su discurso después de recibir la credencial en el Teatro de la Casa de la Cultura Ecuatoriana.

Cambio de timón en el Cpccs
Respecto a la tarea que les espera a los siete nuevos consejeros, interpretó que el sentir de sus compañeros es que honrarán la voluntad popular que de quienes les entregaron su confianza. «Confianza de que la ciudadanía tendrá participación real y control responsable», puntualizó.

Argumentó que no es tarea fácil administrar una institución que ha sido maltratada y cuya imagen está venida a menos. «Traemos la clara y decidida intención de consolidar esta noble institución que fue creada para la ciudadanía».

El Cpccs tiene las competencias de trabajar en la promoción y garantía de la participación ciudadana, el control social y rendición de cuentas, en la lucha contra la corrupción y el combate a la impunidad, y en liderar los procesos de designación de autoridades.

La consejera enfatizó que el Cpccs «tiene que dar un golpe de timón y dedicarse, por entero, a fortalecer esa participación. Los ciudadanos tienen que conocer a cabalidad sus derechos, sí; pero también sus obligaciones».

En ese contexto, manifestó que el control social no es mera fiscalización o auditoría, sino «una de las formas más hermosas de participación para asegurar el orden y la paz social».

Destacó que la misión de los nuevos consejeros será la de impulsar a que la sociedad promueva mecanismos, prácticas y valores. «Tarea absolutamente ajena a banderas políticas y prácticas partidarias».

Respecto a la designación de autoridades, dijo que esa atribución la tendrán que ejercer al tenor de la independencia y de la ética. Prometió que mientras sea consejera, la silla vacía siempre estará ocupada.

 

 

 El Comercio