Internacional

Jerusalén despedirá en sepelio masivo a víctimas del ataque en el súper judío

Los cuatro féretros llegarán a primera hora a Israel a bordo de un avión de la compañía nacional El Al, que aterrizará en el aeropuerto Ben Gurión, próximo a Tel Aviv.

JERUSALÉN.  Las autoridades israelíes ultiman los preparativos para el sepelio que tendrá lugar  en Jerusalén para despedir a las cuatro víctimas mortales del ataque con toma de rehenes en un supermercado judío el viernes en París.

 El funeral tendrá lugar en el cementerio de Guivat Shaul, el mayor de Jerusalén, y asistirán el presidente del Estado de Israel, Reuven Rivlin; el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y el jefe de la oposición y líder laborista, Isaac Herzog, además de otros ministros, diputados, rabinos y figuras públicas destacadas.

 El ataque al supermercado judío lo llevó a cabo el yihadista Amedy Coulibaly, quien falleció en la operación de rescate llevada a cabo por fuerzas especiales de la policía francesa.

 Las investigaciones – y el testimonio que el propio Coulibaly dejó grabado en vídeo- establecen un vínculo entre el asalto al supermercado judío y el atentado cometido el pasado día 7 en París contra la sede de la revista satírica “Charlie Hebdo”, en el que murieron doce personas.

 Voluntarios de la organización judía ZAKA, dedicada a dar respuesta rápida a atentados terroristas, identificar restos y enterrar a fallecidos, han completado sus preparativos en París para que los féretros sean trasladados y reciban sepultura de acuerdo con la tradición mosaica.

 Las víctimas del asalto al supermercado kosher fueron identificadas como Yoram Cohen, Philippe Barham, Yoav Hatab y Fracois Michel Saada.

 La decisión de traer a los cuatro, a pesar de que ninguno tenía la nacionalidad israelí, la adoptó el ministro israelí de Exteriores, Avigdor Lieberman, que hizo el ofrecimiento a las familias a través de los organismos oficiales de la comunidad judía francesa.

 Los funerales se celebrarán bajo extremas medidas de seguridad por la participación de miembros del gobierno y, aunque en un primer momento se barajó la posibilidad de que tuvieran lugar en el cementerio del Monte de los Olivos, el más emblemático de la urbe, finalmente una comisión resolvió que el enterramiento fuera en Guivat Shaul.

 Ese camposanto también albergó en marzo del 2012 los funerales por los cuatro muertos en un tiroteo en una escuela judía de la ciudad francesa de Toulouse, igualmente de tinte yihadista.

 Acompañado por miembros de la comunidad judía parisina, el primer ministro israelí, Benjamín Netahyahu, visitó hoy el supermercado “Hyper Casher” en la capital francesa, donde tuvo ocasión de conversar con una de los rehenes, Celine Shreki, informa un comunicado oficial.

 “Existe una línea directa entre los ataques de extremistas islamistas en todo el mundo y el ataque que tuvo lugar aquí en un supermercado kosher en el corazón de París”, manifestó Netanyahu. (Efe/ La Nación)