Actualidad

Jenny Lara dice que su hermano fue sacado con engaños de Panamá

El exlegislador tiene una condena de 10 años de cárcel por complicidad en un triple crimen ocurrido en la población de Quinsaloma, provincia de Los Ríos.

GUAYAQUIL. Según Jenny Lara, hermana del exasambleísta de Sociedad Patriótica Galo Lara,quien fue extraditado el viernes pasado desde Panamá para cumplir una pena de diez años en la cárcel de Latacunga, acusado de cómplice de un triple asesinato, reveló que su hermano fue engañado y maltratado durante su extradición.

Lara relató que pese al compromiso que existía entre el Gobierno de Panamá con la Corte Nacional de Justicia del país en el sentido de su hermano no sea sometido a desaparición forzada, a torturas ni tratos crueles, inhumanos o degradantes, acciones todas proscritas de la legislación ecuatoriana, no fueron cumplidas.

“Mi hermano fue sacado de la cárcel de Panamá con engaños, le dijeron que iba a ser sometido a chequeos médicos, algo que nunca pasó. Luego, en el cuarto que lo someten le dicen que será extraditado”.

La recordó que aunque el país centroamericano había concedido asilo al exparlamentario en octubre de 2013, la medida fue revocada al dictarse la sentencia condenatoria contra Lara, a pesar de eso resaltó que “mi hermano es inocente”.

Lara había sido declarado inocente por la Justicia ecuatoriana en diciembre de 2012, cuando fue acusado de ser el autor intelectual por el asesinato de Carlos Humberto Llanos, su esposa y el hijo de estos, ocurrido el 4 de agosto de 2011 en Quinsaloma, Los Ríos, a manos de un grupo de sicarios contratado por Carolina Llanos, que entonces mantenía una relación sentimental con el exlegislador.

“Mi hermano les dice que tiene derecho a llamar a sus abogados, le responden que no va a llamar a ningún abogado, te vas a Ecuador, el presidente ecuatoriano te está esperando con los brazos abiertos, si sigues resistiendo te vamos a echar gas pimienta, y que hoy te vas, te vas”.

Jenny  comentó que durante el proceso en contra de su hermano nunca se pudo demostrar que él era culpable. Según Lara, la Fiscalía nunca investigó a los verdaderos responsable del triple asesinato de Quinsaloma, pese a que en las denuncias se daban nombres y razones de los crímenes.

Resaltó que durante el traslado de su hermano, quien llegó a Ecuador en un avión policial al aeropuerto Mariscal Sucre y al salir del recinto clamó por su inocencia y dijo que ‘me quiere asesinar (Rafael) Correa (dijo, en alusión al presidente del país) por haber denunciado su corrupción’, por lo que tiene miedo a que algo le pase.

Según Ecuavisa, el abogado, Pedro Granja, anunció que interpondrán una demanda ante organismos internacionales, argumentando los malos tratos que habría recibido su defendido durante la extradición.  “Ante el Comité contra la Tortura de las Naciones Unidas, así trasladaron a Lara al Ecuador: esposado de pies y manos; el mismo trato no le han dado a otros presos vinculados con el correísmo”. (DO/La Nación)