Realidades

¡Jennifer Lawrence tiene a alguien sexy que te golpeará si te acercas!

Greg Lentz quien trabaja en la firma de seguridad personal Gavin de Becker & Associates, es el encargado de la seguridad de figuras públicas de todo tipo.

EE.UU. Sabemos que las famosas necesitan muchos cuidados, sobre todo de sus propios fanáticos que a veces van más allá de lo permitido para tomarse una foto con ellos o pedirles un autógrafo, y aunque recordamos a muchos guardaespaldas, como el de Luis Miguel y el de Britney Spears, el de Jennifer Lawrence se voló la barda, y es que es más sexy que ella, si es eso posible.

Aunque la actriz de películas como Los Juegos del Hambre o Escándalo Americano no se deja acompañar de su seguridad todo el tiempo, en algunos extraños casos lo hace y obviamente este hombre ha cautivado no sólo a las fans de la joven, también a las que han podido disfrutar de estas fotos.

Jennifer Lawrence fue vista en días pasados caminando por la ciudad de Nueva York enfundada en unos shorts de mezclilla azul deslavado, un top gris, un sombrero y lentes obscuros. Y aunque obviamente la estrella captó de inmediato la atención de los paparazis, tal parece ser que esta vez no tuvo nada que ver ni con su atuendo, ni con su siempre deslumbrante belleza, sino con su nuevo y -por muchos considerado- sexy guardaespaldas.

El sujeto en cuestión ha sido nombrado Greg Lentz quien trabaja en la firma de seguridad personal Gavin de Becker & Associates, encargados de la seguridad de figuras públicas de todo tipo.

La imagen que ya da la vuelta al mundo nos demuestra que la supuesta novia de Chris Martin está rodeada de lo mejor, y es que sólo ella podría tener un chico tan apuesto para cuidarla, pero sobre todo que luzca tan tierno para hacernos creer que no podría golpearnos si nos acercamos de más.

Jennifer Lawrence está a pocos meses de comenzar la última promoción de Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 2 en donde volverá a interpretar a ‘Katniss Everdeen’, junto a Josh Hutcherson, Sam Claflin, Liam Hemsworth y Elizabeth Banks. (Internet/ La Nación)