Realidades

Jennifer Aniston: “Lo más satisfactorio como actriz es hacer reír”

La actriz, que saltó al estrellato con la popular serie televisiva “Friends”, estuvo en Londres promocionando la cinta “Horrible Bosses II”.

LONDRES.  Jennifer Aniston considera que lo más satisfactorio de su carrera es “hacer reír a la gente”, según dijo la actriz en Londres con motivo de la promoción de su nueva película, “Horrible bosses 2”.

“Para mí, como para otros muchos actores, lo más importante es hacer reír a la gente y que olviden sus problemas…sacarles una sonrisa es realmente gratificante. Yo pienso que reirse es curativo”, dijo la actriz estadounidense.

Aniston, que saltó al estrellato con la popular serie televisiva “Friends”, estuvo en Londres con sus compañeros de reparto Jason Bateman, Charlie Day y Jason Sudeikis, para promocionar su nueva comedia, que es la secuela de la de 2011, “Horrible Bosses”.

En esa primera cinta, los tres grandes amigos, cansados de aguantar a sus jefes, deciden organizar un plan para matarles, sin contemplar las consecuencias de una decisión tan radical.

En esta segunda parte, dirigida por el estadounidense Sean Anders, los tres amigos Nick (Bateman), Dale (Day) y Kurt (Sudeikis), deciden crear su negocio y ser sus propios jefes, pero un inversor, al que da vida Christoph Waltz, les engaña y echa a perder sus planes.

Jennifer Aniston se mete de nuevo en el papel de Julia Harris, una atractiva dentista adicta al sexo, jefa de Dale, y que en esta película tampoco les pondrá las cosas fáciles al trío de amigos.

“Fue sencillo meterme en el papel de Julia de nuevo, cuando te pones la ropa y la peluca es como colocarse un disfraz que dista mucho de mí misma”, acotó Aniston.

Sobre la experiencia de trabajar con Aniston,  su compañero de reparto Sudeikis aseguró que “fue muy fácil trabajar con ella, es una profesional increíble, muy amable y una persona encantadora, además de una mujer muy guapa…es genial”.

Tras la popularidad de “Friends”, Aniston, de 45 años, actuó en varias películas románticas, como “Love Happens” o “The Bounty Hunter”. (Efe/La Nación)