Opinión

Jeffrey Nash de 62 años de las Vegas inventó un caminador para bebés

Jeffrey nunca había inventado nada en su vida, lo que hace que su diseño del Juppy Baby Walker caminador que se le pone al bebé, hecho en algodón y que se puede doblar y entra en un bolso un invento sorprendente.

Nash, un vendedor de trajes de hombres que vive en Las Vegas, estaba en un partido de fútbol de su nieta en un parque cuando observó a una joven madre que se agachaba e incomodaba para enseñar a su niño a caminar.

¡Ahí está!

«Había visto este tipo de situación miles de veces en mi vida, y nunca significó nada para mí», recuerda. «Pero en el mismo segundo en que la vi, el Juppy se me vino a la mente; y no me lo podía quitar de la cabeza».

A diferencia de muchas personas mayores, que a menudo son reacias a actuar guiadas por sus ideas, Nash no esperó un momento. se reunió con diferentes sastres que lo ayudaron a diseñar el objeto que tenía en mente.

«El problema es que muchos de nosotros desarrollamos ideas, y luego nos convencemos a nosotros mismos para desecharlas. Pensamos en todas las razones por las cuales no va a funcionar», afirma.

No quiere decir que fue fácil. Para financiar el producto, vendió su casa y su auto. Dejó de salir a comer en restaurantes. Cada concepto de prototipo necesitó retoques. Y, sin experiencia en la manufactura en el exterior, tuvo que contratar a una empresa extranjera para que hiciera la prenda con el fin de mantener los costos bajos. También tuvo que aprender a comercializarlo; incluso a pararse en la entrada de la convención de productos para bebés en Las Vegas con un cartel que decía: «El único caminador para bebés que cabe en un bolso».

Actualmente ha vendido 57.000 unidades y espera obtener un 5% de un mercado de 4.000.000 de bebes que nacen Estados Unidos al año.

Por: www.historiasdegrandesexitos.com